25/05/2024
05:59 AM

Raquel Tarjuelo murió tras operación de aumento de senos

Raquel Tarjuelo falleció en un hospital de Madrid, España, por un presunto error médico durante una operación de aumento de senos.

Madrid, España

Raquel Tarjuelo (41), madre de dos niños, perdió la vida tras someterse a una operación de aumento de pecho en la clínica Quirón de Pozuelo de Madrid, España.

Abogada española muere tras cirugías de senos y abdomen

La mujer de 41 “quería verse mejor” después de los embarazos, pero la cirugía no salió como esperaban.

De acuerdo con las investigaciones, un presunto error médico después de permanecer un tiempo prolongado en parada cardiorrespiratoria pudo haberle causado la muerte.

El marido de Raquel Tarjuelo, Armando Medina, explicó a Diario El Mundo que habían buscado un buen sitio para hacer la operación. Habían elegido Quirón porque “no queríamos hacerlo en cualquier lugar, y mira”.

Ella “se empeñó en hacerlo” porque quería “verse mejor después de haber dado a luz a los dos niños”, dijo Armando, antes de entrar en quirófano, le preguntó si estaba segura de lo que iba a hacer. “Hasta ese día éramos reacios”, por todo el respeto que impone cualquier intervención, cuenta.

Después de la operación, que en principio había salido bien, fue trasladada a una habitación. Pero al cabo de un par de horas empezó a notarse mal, hasta el punto de perder el conocimiento.

Pidieron ayuda a la enfermera, que reclamó la presencia de los médicos, pero les dijo que “no viene ninguno”.

Ella “se empeñó en hacerlo” porque quería “verse mejor después de haber dado a luz a los dos niños”, dijo Armando, antes de entrar en quirófano, le preguntó si estaba segura de lo que iba a hacer. “Hasta ese día éramos reacios”, por todo el respeto que impone cualquier intervención, cuenta.

Después de la operación, que en principio había salido bien, fue trasladada a una habitación. Pero al cabo de un par de horas empezó a notarse mal, hasta el punto de perder el conocimiento.

Pidieron ayuda a la enfermera, que reclamó la presencia de los médicos, pero les dijo que “no viene ninguno”.

Homicidio imprudente

Dos sanitarias del hospital habrían cambiado las gráficas para ocultar datos sobre los fallos cometidos. De esta manera se evitarían tener que hacer frente a las responsabilidades derivadas.

El caso de Raquel Tarjuelo ya está en los tribunales siendo investigado como un homicidio imprudente. Ahora, los familiares de la mujer reclaman que se haga justicia.

El cirujano estético que había realizado la intervención regresó de su casa, pero después de que transcurrieran ya unas cuantas horas.

Raquel Tarjuelo perdía mucha sangre, pero el médico trató de tranquilizarles. Les había dicho que “no nos preocupemos, que debe ser un vasito que se habrá roto”.

La acaban metiendo de nuevo en el quirófano, y cuando la sacan la conducen directamente a la UCI. “A partir de ahí, todo es oscurantismo, ya no me dicen nada”, cuenta su marido.

Al parecer, en esa segunda visita al quirófano habría sufrido una parada cardiorrespiratoria “de la que no se habían dado cuenta”. Así se lo transmitió un internista a Armando.

Finalmente acabaría siendo derivada al hospital Puerta de Hierro, a donde llegó clínicamente muerta.

Fuente: elmundo.es