Johannesburgo, Sudáfrica.

Un rastreador de 27 años, que estaba haciendo un reconocimiento en una reserva de vida salvaje en Sudáfrica, fue devorado por dos jóvenes leones machos, informaron este lunes la policía y la autoridad de parques nacionales.

Malibongwe Mfila buscaba el sábado ubicar a leones y elefantes para informar a guías para sus próximos safaris en esta reserva montañosa, ubicada en la provincia de Limpopo (noreste).

Sudáfrica

Habría detenido y bajado de su automóvil por razones al menos por ahora desconocidas, y prosiguió su búsqueda a pie y 'fue atacado de forma repentina por dos leones', señaló en un comunicado el oficial Motlafela Mojapelo.

Alerta

'Otra persona que conducía por el parque vio a estos leones devorando al muerto y alertó al administrador del lugar', añadió.

La autoridad de parques, SANParks, confirmó que los leones fueron abatidos inmediatamente para realizarles una autopsia, y que este incidente ha 'conmocionado' a todo el personal y otros efectivos que trabajan en este parque.

El rastreador trabajaba para una 'cabaña-hotel' de lujo del Parque Nacional Marakele, con una extensión de 67.000 hectáreas, ubicado a unos 250 km al noroeste de Johannesburgo.