25/09/2022
09:50 AM

Más noticias

Mujica: Guatemala, Honduras y México 'no son estados fallidos'

La franqueza del presidente uruguayo al referirse al caso Ayotzinapa causó la ira del gobierno de México.

Ciudad de México.

La desaparición de los 43 estudiantes mexicanos subió de tono los ánimos entre México y Uruguay, cuyo presidente José Mujica debió rectificar su apreciación de que ese país es un 'Estado fallido' después que el gobierno de Enrique Peña Nieto pidió al embajador uruguayo dar explicaciones.

La polémica estalló con la publicación el viernes de una entrevista, en la que Mujica calificó de 'terrible' la situación de México, y aseguró que desde lejos parece que el país fuese 'una especie de Estado fallido, que los poderes públicos están perdidos totalmente de control, están carcomidos'.

Lea más: Estudiantes mexicanos presionan a Peña Nieto para que renuncie a la presidencia

Además: La agitación y los escándalos desafían a Peña Nieto

Mujica, quien concluye su mandato en marzo de 2015, sostuvo que la desaparición de los jóvenes se debe a la corrupción, instalada como una 'tácita costumbre social' y que México está obligado a aclarar el caso 'caiga quien caiga, le duela a quien le duela y tenga la consecuencia que tenga'.

El gobierno de México no disimuló su indignación ante las polémicas aseveraciones del mandatario uruguayo, y 'rechazo categóricamente' las declaraciones sin antes citar al embajador de Uruguay en México, Jorge Alberto Delgado, para que de explicaciones.

En respuesta a Mujica en un comunicado, las autoridades mexicanas reafirmaron además su 'compromiso de continuar las investigaciones con claridad, transparencia y responsabilidad'.

Casi de inmediato, el mandatario uruguayo rectificó su declaración en una nota divulgada por su despacho, en la que ofreció a México 'apoyarle en todo lo que pueda facilitar el enfrentamiento de este difícil momento'.

'Las crudas noticias que nos llegan sobre las consecuencias del narcotráfico en países como Guatemala, Honduras y ahora México, nos gritan una verdadera lección de dolor', dijo el mandatario, al subrayar que 'no son Estados inocuos ni fallidos'.

Mujica, quien acostumbra a hablar sin reparos, expresó su 'solidaridad con México, su sistema político y su gobierno', y manifestó 'confianza en el capital político que reside en sus partidos y sus instituciones democráticas'.

El caso de los estudiantes ha salpicado a los partidos de todo el espectro político, al desnudar los profundos e históricos problemas de corrupción, violencia e impunidad que persisten en México.