22/09/2022
10:43 AM

Más noticias

“Mayito Gordo”, heredero del narcoimperio, sigue bajo libertad condicional en California

El Joven narcotraficante fue detenido el 12 de noviembre de 2014 en la localidad de El Salado, municipio de Culiacán, Sinaloa.

Sinaloa, México

Aunque todavía le faltan por cumplir 5 años de libertad condicional en Estados Unidos y no puede ser deportado a México, Ismael Zambada Imperial “El Mayito Gordo” presentó en Tijuana, un amparo contra una nueva detención en su eventual retorno al País.

Carlos Gutiérrez López, Juez Séptimo de Distrito en Materia de Amparo y Juicios Federales de Baja California, concedió al hijo del capo Ismael “El Mayo” Zambada, la suspensión de plano contra posibles actos de tortura y para que no sea detenido cuando retorne a territorio nacional.

“Como el promovente reclama incomunicación, tortura, malos tratos e inmotivada retención del directamente agraviado se decreta la suspensión de plano para el efecto de que cesen de inmediato tales actos de autoridad, que el promovente aduce sufre Ismael Zambada Imperial; o, cualquiera de los prohibidos por el artículo 22 de la Constitución Política y, que traigan como consecuencia la afectación a su integridad personal”, acordó el juzgador.

La demanda de garantías de “El Mayito Gordo” fue presentada en contra de la Fiscalía General de la República, las Secretarías de Gobernación y de Relaciones Exteriores, el Instituto Nacional de Migración, la Guardia Nacional, el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social y la Interpol, entre otras.

Es previsible que este amparo sea desechado en breve porque el juez Gutiérrez López ordenó a los actuarios judiciales acudir a dichas dependencias, con la finalidad de localizar al hijo del capo, notificarle la suspensión y pedirle que defina si ratifica o no la demanda. Sin embargo, “El Mayito Gordo” no se encuentra en México.

El joven narcotraficante fue detenido el 12 de noviembre de 2014 en la localidad de El Salado, municipio de Culiacán, Sinaloa, con una camioneta en la que llevaba 5 rifles de asalto, la mayoría AK-47 o “cuerno de chivo”; 5 pistolas; 57 cargadores de armas largas, 5 de cortas, y 2 mil 107 cartuchos.

Aunque en México fue condenado a 10 años de prisión por esos hechos, en diciembre de 2019 fue extraditado a Estados Unidos, donde lo condenaron a 9 años de prisión y 5 años de libertad bajo vigilancia, por dos cargos de narcotráfico.

El 21 de julio pasado salió de prisión en Estados Unidos y seis días después fue promovido en su nombre el amparo en Tijuana en el que le concedieron la suspensión de plano.