California, Estados Unidos.

La locura del Pokémon Go, el juego de realidad aumentada, se ha apoderado del mundo en los últimos días acaparando la atención mediática en varios países. Las autoridades han reaccionado alarmadas ante la cantidad de incidentes que se han registrado por jugadores distraídos, sin embargo, en California, dos exmarines lograron evitar un ataque mientras atrapaban pikachús.

Los veteranos, identificados como Javier Soch y Seth Ortega, estaban en el centro de Fullerton, en el condado de Orange, el martes en busca de los pequeños monstruos cuando uno de ellos levantó la vista de su celular y vio a un hombre que estaba molestando a una mujer, que estaba acompañada de sus tres hijos pequeños.

Los exmarines decidieron intervenir y sometieron al hombre hasta que llegó la Policía. Al registrar al sospechoso, las autoridades se dieron cuenta que había una orden de arresto en su contra por un caso de intento de asesinato en el condado de Sonoma, al norte de California.

Foto: La Prensa

Pokémon Go se ha convertido en el juego del momento en Estados Unidos y varios países del mundo.


El hecho ocurrió mientras los exmilitares estaban en un parque cerca de la esquina de las avenidas Wilshire y Pomona la mañana del martes. Según contaron Soch y Ortega, vieron al hombre acercarse a uno de los niños y tocarle el pie y subir su mano hacia la rodilla del chico.

La Policía de Fullerton informó que el hombre, que ahora enfrenta cargos de molestar a un menor, sería extraditado a Sonoma para responder por la orden de arresto en su contra.

'Si yo no hubiese volteado hacia la izquierda, no habría visto a este hombre', le dijo Soch al diario Los Angeles Times, 'Lo único que puedo decirle [a todos los jugadores] es que no olviden que no solo están en el teléfono jugando, sino que también tienen que estar pendientes de todo lo que pasa a su alrededor'.