17/05/2024
07:44 PM

La disputa entre Perú y Chile se internacionaliza

La investigación fiscal del espionaje, que consta de 2,000 folios, fue entregada por la tarde al encargado de negocios de la embajada de Chile, Andrés Barbé, quien acudió para ello a la sede de la Cancillería.

    Perú entregó ayer las pruebas del supuesto espionaje del que acusa a Chile mientras el canciller José Antonio García Belaunde afirmó que en el caso de que el Gobierno chileno no acepte investigar el hecho, se tendrán que evaluar las relaciones con el vecino país.

    La investigación fiscal del espionaje, que consta de 2,000 folios, fue entregada por la tarde al encargado de negocios de la embajada de Chile, Andrés Barbé, quien acudió para ello a la sede de la Cancillería.

    Entretanto, el presidente peruano Alan García, quien calificó de repulsivas las prácticas de espionaje, y propias de una “republiqueta” en alusión a Chile, convocó a los líderes de los principales partidos políticos del país a una reunión ayer por la tarde para examinar conjuntamente el caso.

    A la cita acudieron, entre otros, el líder opositor nacionalista Ollanta Humala, quien ha sugerido que Perú rompa relaciones con Chile.

    El canciller señaló horas antes que la misma investigación entregada al Gobierno chileno será alcanzada también a la Interpol, a más tardar el jueves, para que proceda a investigar.

    La polémica empezó el 12 de noviembre, cuando se hizo público que el suboficial Víctor Ariza Mendoza de la Fuerza Aérea Peruana presuntamente había entregado a Chile documentos secretos que contenían información sobre las compras de armamento previstas por Perú hasta 2021.

    Disculpas

    El militar peruano dijo ayer que estaba arrepentido y pidió disculpas a su país y al presidente Alan García, según confirmó a la AFP su abogado Walter Chinchay.

    “Los peruanos se sienten mal por lo que he hecho, me encuentro totalmente arrepentido, les pido disculpas a mi familia, a mi patria, al Estado y al presidente -Alan García-”, dijo Ariza en una declaración a su defensor, que fue difundida por la radio limeña CPN.

    “Cometí un error y lo acepto”, le indicó Ariza a Chinchay durante una entrevista en la prisión de alta seguridad de Piedras Gordas, 30 kms al norte de Lima, donde se encuentra aislado del resto de reclusos.

    “Me ha contado que ha colaborado con las investigaciones -de la justicia peruana-”, agregó el abogado de Ariza, un suboficial de la Fuerza Aérea que laboró en la embajada peruana en Santiago en 2002, donde fue captado por agentes de inteligencia chilenos, según el Gobierno peruano.

    Lima señala que las pruebas de que Ariza espió para Chile son contundentes y demuestran que éste enviaba información a una computadora en ese país y recibía desde Santiago 3,000 dólares mensuales en los últimos siete años.

    Reacciones

    El candidato presidencial oficialista de Chile, Eduardo Frei, acusó ayer al Gobierno de Perú de desplegar un “excesivo patriotismo”.

    Frei manifestó su molestia por las actitudes permanentemente hostiles hacia Chile por parte de la administración del presidente peruano García. Agregó que éstas sólo buscan el desprestigio mundial de Chile.

    “Conducir la política exterior basadas en el conflicto y la descalificación es inoportuno, innecesario e irreflexivo”, expresó Frei sobre la actitud adoptada por Perú.