Más noticias

La desgarradora carta de la madre de Anna y Olivia: 'Me dejó vivir para que sufra de por vida'

La madre de las niñas asesinadas por su padre en Tenerife se desmoronó al recibir el cuerpo de Olivia.

Madrid, España.

Beatriz Zimmermann, la madre de las pequeñas Anna y Olivia, las dos niñas asesinadas por su padre, publicó una emotiva carta abierta en la que pide que a partir de este trágico hecho que ha conmocionado a España, las leyes 'se pongan más duras para proteger a los niños'.

La carta comienza con un mensaje de agradecimiento para todas las personas que la han acompañado 'en corazones y rezos' durante la extensa búsqueda de las niñas. “Aunque ahora sintamos el mayor odio, desesperanza y dolor, no sea para traer más sufrimiento al mundo, sino lo contrario. Ellas habrán muerto en cuerpo, pero su alma está con todos nosotros para siempre, ayudando a tener más conciencia, amor y respeto por nosotros'.



Las pequeñas de 6 y un año de edad fueron asesinadas por Tomás Gimeno, quien las secuestró el pasado 27 de abril en la isla española de Tenerife. Según la investigación, el hombre habría dado muerte a las niñas en su finca y arrojado sus cuerpos al mar, en un plan preconcebido para causar a su expareja el mayor dolor.

“Como madre, me duele en el alma no poderles haber salvado la vida. Ojalá yo hubiera estado en ese momento junto a ellas de la mano y morir juntas… Pero eso no pudo ser porque Tomás quería que sufriera buscándolas sin descanso y de por vida. Esa fue la razón por la que dejarme a mí con vida. Y, por supuesto, el no quedar como el mayor asesino de la historia. Aquí la justicia salió a la luz”.

Son datos de un auto judicial difundido este sábado, tras conocerse que Olivia, la niña mayor, cuyo cadáver fue localizado el pasado jueves, dentro de una bolsa de deporte y hundido en el mar a mil metros de profundidad, murió a causa de un edema pulmonar agudo, de acuerdo a las primeras informaciones de la autopsia.

Según la magistrada encargada de dirigir la investigación, Gimeno, de 35 años, 'de manera deliberada quiso colocar (a su expareja y madre de sus hijas) en la incertidumbre acerca de la suerte o destino que habían sufrido en sus manos Olivia y Anna'.

Vea: El monstruo de Tenerife: Mató a sus hijas y las arrojó al mar para vengarse de su esposa

'Ellos no tienen por qué cargar con esa mochila y si el amor se acaba, lo más importante es el bienestar de los hijos. Si hay maltrato en los progenitores hay que ser muy tajantes porque los niños no pueden estar creciendo viendo violencia. Los niños son el futuro y es muy importante que crezcan observando un ambiente de respeto, paz, amor y tranquilidad', afirma Beatriz.

El informe de la investigación revela que, desde que se rompió la relación entre los padres de las niñas, hace cerca de un año, Tomás dedicó a su expareja 'un trato vejatorio y denigrante' con 'comentarios descalificativos, ofensivos y ultrajantes'.

Con ellos, señala, pretendía menospreciar a la madre de sus hijos 'por haber rehecho su vida con una nueva pareja' y aseguraba no tolerar 'que compartiera momentos con sus hijas'.