Indianápolis, Estados Unidos

Un hondureño fue asesinado a balazos mientras celebraba el cumpleaños de su pequeña hija el fin de semana en Indianápolis, Estados Unidos.

Héctor Sosa Mendoza, de 30 años, perdió la vida después de un tiroteos mientras celebraba el primer cumpleaños de su hija en el jardín de su casa.

“Era un gran padre, esposo e hijo y el mundo dio la vuelta y simplemente nos lo quitó”, dijo Sandra Mendoza, madre del hondureño, mientras las lágrimas corrían por su rostro.

Delmis contó que su esposo había llegado de Honduras hace dos años y que se caracterizaba por ser un hombre que trabajaba duro para mantener a su familia.

“El día del cumpleaños de su hija, murió”, lamentó Delmis.

Lugar donde se registró el crimen del hondureño.

Héctor Sosa Mendoza estaba tratando de retirara a un sujeto armado que llegó sin invitación la celebración, segundos después recibió un disparo y murió.

De acuerdo con la publicación de WTHR, el hondureño fue una de las siete personas que murieron en el tiroteos en Indianápolis durante el fin de semana, donde al menos diez personas más resultaron heridas de bala.

Hasta ahora no hay un sospechoso detenido por la muerte del hondureño.

En GoFundMe han pedido ayuda para poder costear los funerales de Sosa Mendoza ya que en este momento la familia a traviesa por una situación económica complicada.