Madrid, España.

España avanzará al 21 de junio la reapertura de sus fronteras con los países de la Unión Europea excepto Portugal, país con el que mantendrá la fecha prevista del 1 de julio, anunció este domingo el jefe de gobierno Pedro Sánchez.

'España levantará los controles fronterizos con todos los estados miembros el próximo 21 de junio', coincidiendo con el fin del estado de alarma decretado a mediados de marzo para combatir el nuevo coronavirus, dijo el dirigente socialista en una comparecencia.

Esta reapertura de fronteras, que desde el 1 de julio se extenderá también a otros países, irá acompañada de un plan de impulso al turismo diseñado 'junto con representantes del sector y de las comunidades autónomas' y que se presentará el próximo jueves.

Así se lo ha comunicado este domingo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a los presidentes de las comunidades autónomas en la reunión que han mantenido por videoconferencia, la decimocuarta desde la declaración del estado de alarma por la pandemia de coronavirus.

'A partir de entonces, desaparecerá la obligación de cuarentena para los viajeros que entren en nuestro país' impuesta desde mediados de mayo por el ejecutivo, añadió Sánchez.

La reapertura de la frontera terrestre con Portugal deberá esperar hasta el 1 de julio, la fecha prevista inicialmente, y se celebrará con un acto conjunto con las autoridades de ambos países, explicó.

Reinicio escalonado

El presidente del Gobierno ha justificado esta decisión en la evolución favorable de la pandemia, a pesar de que el Gobierno español había manifestado su intención de no abrir las fronteras europeas antes del primer día del mes de julio. El adelanto se une al proyecto piloto que comenzará este lunes en Baleares, donde está previsto que lleguen unos 11,000 turistas alemanes.

Foto: La Prensa

A partir del 21 de junio se pondrá entrar y salir de España.
El ministerio de Turismo ya había anunciado a principios de mes la reapertura de las fronteras terrestres para el 22 de junio, pero rectificó al cabo de pocas horas después de que el gobierno portugués expresara su sorpresa y malestar por esa decisión unilateral.

A partir del 1 de julio 'se abrirán escalonadamente las fronteras con terceros países fuera del (espacio) Schengen, no todos por supuesto, sino los incluidos en una lista' de países seguros, explicó Sánchez.

Lea además: Jefa de Policía de Atlanta renuncia tras muerte de afroamericano durante su arresto

Estos países seguros deberán presentar una situación epidemiológica 'análoga o mejor' a la europea, 'asumir ciertas condiciones en origen, trayecto y destino, y actuar con reciprocidad' con los ciudadanos europeos, dijo el dirigente español.

La reapertura de las fronteras europeas coincide con el fin del estado de alarma decretado a mediados de marzo y el consiguiente levantamiento de las restricciones a la movilidad de los españoles, que tenían muy limitados los desplazamientos internos.

El estado de alarma permitió al gobierno aplicar uno de los confinamientos más severos del mundo, cerrar las fronteras terrestres con Francia y Portugal y reducir casi a cero la entrada de pasajeros por aire y mar.

Con la pandemia en clara remisión en España, que suma más de 27,000 víctimas mortales por coronavirus, las autoridades sanitarias temen que la reanudación de la movilidad internacional provoque nuevos brotes en el país.

'La reapertura de fronteras es un momento crítico para el que nos hemos estado preparando', dijo Sánchez.