Yakarta, Malasia.

Un grupo de piratas informáticos, que asegura apoyar a los yihadistas del Estado Islámico (ISIS), atacó hoy en varias ocasiones el portal de internet de la compañía aérea Malaysia Airlines y sustituyó la página principal con la frase: 'avión no encontrado'.

La compañía confirmó el ataque, pero precisó que las reservas y los datos de los usuarios no se han visto comprometidos. 'Hasta este momento, los servidores de Malaysia Airlines están intactos. Hemos resuelto el problema con el proveedor de servicios y se espera que el sistema esté totalmente recuperado en menos de 22 horas', se señala en un comunicado emitido por la aerolínea.

Lea más: Alerta en EUA: Isis hackeó cuentas de Twitter del Pentágono

Además: EUA perseguirá hasta el ‘infierno’ al Isis

En uno de los ataques, los hackers, autodenominados como 'cibercalifato', reemplazaron la página principal por un avión Airbus A380 con el logotipo de la aerolínea de bandera malasia y la frase 'Error 404 - Avión no encontrado'.

En la barra del buscador se podía leer: 'ISIS prevalecerá', en referencia a grupo extremista, acompañada con una canción de rap como fondo musical.

Foto: La Prensa

'Avión no encontrado' se leía en el mensaje del Estado Islámico.
La empresa informó del incidente al Departamento de Ciberseguridad de Malasia y al Ministerio de Transportes, aunque todavía no está claro cuál es el motivo del ataque informático. La compañía aérea, que el pasado año sufrió dos accidentes en los que se perdió la vida de más de 500 personas, difundió un mensaje en las redes sociales señalando que podría haber dificultades al acceder a su portal.

Tras diez meses de búsqueda aún se rastrea el fondo marino de un área del sur del océano Índico, situado a unos 1,200 kilómetros al suroeste de la ciudad australiana de Perth, donde supuestamente terminó el avión del vuelo MH370 de Malaysia Airlines.

La aeronave desapareció el 8 de marzo con 239 personas a bordo tras cambiar de rumbo en una 'acción deliberada', según los expertos, tan solo cuarenta minutos después de haber despegado de Kuala Lumpur con dirección a Pekín. Desde esa fecha se desconoce su paradero y no se han encontrado restos del fuselaje.