21/02/2024
08:34 PM

Detienen al asesino de 'Baby Hope'

El primo de la víctima fue detenido el viernes y hoy confesó que abusó sexualmente y después estranguló a la niña.

Ciudad de Nueva York, Estados Unidos.

La policía de Nueva York anunció hoy la detención del autor del asesinato de una niña latina en 1991, un caso que intrigó a las autoridades durante más de veinte años, hasta que esta semana anunciaron por fin que habían identificado a la víctima.

Conrado Juárez, de 52 años, y primo de la víctima, fue detenido el viernes y hoy confesó que abusó sexualmente y después estranguló a la niña, entonces de cuatro años, según anunció hoy el comisionado de policía de Nueva York, Raymond Kelly.

La víctima se llamaba Angélica Ramírez, según anunció Kelly. La identidad había sido un misterio hasta esta semana, aunque las autoridades no divulgaron el nombre hasta hoy.

'Los investigadores del departamento de Policía de Nueva York hemos conseguido hoy hacer justicia a la pequeña Angélica', afirmó Kelly al realizar el anuncio.

Juárez fue detenido el viernes en un restaurante de Manhattan donde trabajaba como lavaplatos.

Según narró Kelly, Juárez confesó hoy a la policía que, el día del asesinato, llegó al apartamento donde vivía la niña con unos familiares en Astoria (Queens), donde la violó y luego la estranguló.

Después, él y su hermana Balbina (ya fallecida), metieron el cuerpo en una nevera portátil, la llevaron en un taxi y luego la abandonaron junto a una autopista del Alto Manhattan.

El cadáver sin identificar de la pequeña fue bautizado como 'Baby Hope' ('Bebé Esperanza') por la policía y los medios de comunicación. El cuerpo estuvo durante dos años en el depósito de cadáveres hasta que los detectives que trabajaban en el caso pagaron su entierro en un cementerio de El Bronx, donde tiene una lápida sin nombre.

La policía, que seguía trabajando en el caso, encontró este verano a una mujer que aseguraba haber oído una conversación en una lavandería de otra mujer, quien habría dicho que sus hijas habían desaparecido en aquella época.

Tras una prueba de ADN, se determinó que esa mujer, de origen mexicano, era la madre de la víctima. La mujer, de la que no se ha divulgado la identidad, explicó que no denunció la desaparición porque temía las amenazas de su marido, que había huido con la niña y su hermana mayor en 1991.

El concejal Ydanis Rodríguez, que representa a la zona del Alto Manhattan en el Concejo Municipal neoyorquino, felicitó hoy a la policía por trabajar durante 22 años hasta la resolución de 'uno de los casos más horrendos que han tenido lugar en nuestra comunidad'.

Rodríguez, de origen dominicano, confió en un comunicado en que la resolución del caso traerá algo de alivio a la familia tras 22 años, y recalcó que durante este período el Alto Manhattan, un área de elevada proporción de población latina, 'se ha convertido en una de las zonas más seguras' de Nueva York. EFE