27/01/2023
03:18 PM

Más noticias

Condenan a pareja por someter a madre y sus dos hijas inmigrantes a trabajos forzados en California

  • 05 mayo 2022 / 16:42 PM /

La pareja mantenía a una madre y dos hijas, de origen guatemalteco, cumpliendo extensas jornadas de trabajo bajo amenazas y extorsión.

California, Estados Unidos

Una pareja fue condenada en una corte de California por someter a migrantes a condiciones de trabajo esclavo, informó el departamento de justicia en un comunicado divulgado esta semana.

Nery Martínez y Maura Martínez, ambos de 54 años, deberán cumplir penas de seis años y medio y tres años, respectivamente, por mantener a una madre y dos hijas cumpliendo extensas jornadas de trabajo bajo amenazas y extorsión, y con poca o ninguna remuneración.

“Abusaron de víctimas vulnerables, obligándolas a trabajar en sus comercios, sin pagarles y privándolas de los más básicos derechos humanos”, dijo el fiscal del distrito este de California, Phillip A. Talbert.

En 2016, la pareja, que tenía un restaurante y un servicio de limpieza en el condado de Shasta (norte de California), “convenció a las víctimas, una mujer de Guatemala y sus dos hijas de 15 y 8 años, de venir a Estados Unidos prometiendo una vida mejor”, detalla el comunicado.

Los acusados pagaron el viaje y una vez en territorio estadounidense, con visas temporales, obligaron a la familia a trabajar para pagar casi el triple de lo pagado inicialmente, de acuerdo con documentos de la corte.

“Cuando la víctima adulta se quejó y quiso irse, los acusados las amenazaron diciéndoles que las harían arrestar por ilícitos migratorios a menos que continuaran las largas jornadas por poca remuneración”, agrega el texto.

La madre y la hija mayor debían trabajar doce horas por día sin ningún día de descanso en los comercios de la pareja, y la hija menor otras varias horas sin remuneración, de acuerdo con informaciones de medios locales.

Las hijas eran golpeadas físicamente. La familia era mantenida en un trailer “destruido, sin calefacción ni agua, y eran humilladas y degradadas en frente de otros”. La pareja deberá pagar multas y resarcir con 300,000 dólares a las víctimas.