San Pedro Sula, Honduras

El periodista mexicano Luis Enrique Ramírez fue asesinado en el estado de Sinaloa (noroeste), convirtiéndose en el noveno comunicador que muere violentamente en el país en lo que va de 2022, informaron este jueves la Fiscalía y Reporteros Sin Fronteras.

“Lamentablemente se confirma que el cuerpo encontrado en un camino (...) es el periodista Luis Enrique Ramírez Ramos”, señaló en Twitter la fiscal de Sinaloa, Sara Quiñónez.

“Nuestras sinceras condolencias a su familia y nuestro compromiso de trabajar en esclarecer este hecho”, añadió.

El cuerpo de Luis Enrique Ramírez, de 59 años, fue encontrado en la mañana del jueves a las afueras de Culiacán, capital de Sinaloa, tras haber sido reportado como desaparecido la noche del miércoles.

“Definitivamente fue un asesinato. El cuerpo lo encontraron afuera de Culiacán y envuelto en plástico”, declaró a la AFP Balbina Flores, representante en México de Reporteros Sin Fronteras (RSF).

Ramírez era columnista del diario local El Debate y fundador del sitio de noticias Fuentes Fidedignas.

Previamente trabajó en los diarios nacionales El Financiero, El Nacional y La Jornada.

Ramírez es el noveno periodista asesinado en lo que va de este año en México, uno de los países más peligrosos para la prensa, según RSF y la organización local Artículo 19.

Previamente fueron ultimados Armando Linares, Heber López, Juan Carlos Muñiz, Lourdes Maldonado, Margarito Martínez, Roberto Toledo, José Luis Gamboa y Jorge Luis Camero, este último baleado el 24 de febrero, dos semanas después de haber dejado su cargo en la alcaldía de Empalme (estado de Sonora, norte).

Unos 150 periodistas han sido asesinados en México desde el año 2000, según RSF.