Tokio, Japón.

La actividad volcánica submarina de las Islas Ogasawara, en Japón, prolongada durante más de un mes, ha hecho emerger varios barcos hundidos durante la Segunda Guerra Mundial que llevaban más de 75 años bajo las aguas del Océano Pacífico.

El volcán Fukutoku entró en erupción el pasado 13 septiembre, expulsando rocas y cenizas en una localización cercana a Iwo Jima, donde hace ya más de 7 décadas, tuvo lugar una cruenta batalla entre buques nipones y estadounidenses.

La acumulación de sedimentos junto a la actividad sísmica y volcánica de la zona han hecho que la isla se eleve sobre el nivel del mar, dejando al descubierto los restos de varios barcos hundidos durante aquel conflicto bélico, cuyas imágenes se han viralizado en redes sociales.

Estos buques nipones fueron capturados por los Estados Unidos y hundidos cerca de la costa de Iwo Jima para crear una especie de rompeolas con el que facilitar el desembarco de tropas y materiales en la isla tras su conquista, según informaron medios británicos.

La batalla de Iwo Jima tuvo casi un mes de duración, sucedió en 1945, y acabó con la vida de unos 25.000 soldados, la mayoría de ellos japoneses.

Vea: Hallan restos humanos en la búsqueda de Brian Laundrie, sospechoso del asesinato de Gabby Petito

En tanto, el monte Aso, ubicado al sudoeste de Japón, también entró en erupción este miércoles expulsando flujos piroplásticos y una gran columna de humo, sin que por el momento se hayan detectado heridos en el área en torno al volcán, que ha sido declarada en alerta.

Japón está situado en el anillo de fuego del Pacífico y cuenta en su territorio con unos 110 volcanes activos, según la definición de la JMA, que considera “activo” a todo volcán que “haya entrado en erupción en los últimos 10.000 años o donde se hayan registrado fumarolas recientemente”.