12/08/2022
01:04 AM

Más noticias

Atacante de Dallas 'planeaba un ataque mayor' contra policías

La policía encontró material para fabricar explosivos en la casa del atacante de Dallas, que podría causar efectos 'devastadores' en esa ciudad.

Texas, Estados Unidos.

El jefe de la policía de Dallas, David Brown, reveló este domingo que el francotirador que mató a cinco policías, planeaba un ataque mayor el pasado jueves.

Los investigadores creen 'en base a la existencia de materiales para la fabricación de bombas y a un diario, que el sospechoso había estado ensayando detonaciones y que los materiales eran tales y en cantidad suficiente como para causar efectos devastadores en nuestra ciudad y en el área del norte de Texas', afirmó. 'Estamos convencidos de que este sospechoso tenía otros planes'.

El sábado Dallas había vuelto a ser presa del miedo, con una amenaza de ataque a la policía.

Equipos tácticos SWAT fueron desplegados en el cuartel general de la policía de Dallas tras una amenaza anónima y oficiales buscaron un sospechoso en el estacionamiento del lugar.

El diario Dallas Morning News señaló que un hombre enmascarado fue visto en los alrededores de la sede policial. La policía revisó el área, no encontró nada y un par de horas más tarde levantó el alerta.

'Los oficiales completaron la búsqueda manual en el garaje. No se encontró al sospechoso', reportó en su cuenta de Twitter la policía de Dallas.

La amenaza llegó cuando en diversas ciudades estadounidenses comenzaban o ya estaban en marcha demostraciones de protesta por la muerte de los dos afroestadounidenses a manos de policías esta semana. Las imágenes de esas dos muertes, una en Luisiana y otra en Minnesota, fueron difundidas en las redes sociales y sacudieron a Estados Unidos.

El tirador de Dallas, un negro veterano de Afganistán identificado como Micah Johnson dijo antes de morir a manos de la policía que quería matar a policías blancos por la muerte de negros por disparos de uniformados.

Las autoridades de Dallas están ahora convencidas que Johnson actuó sólo y que no tuvo cómplices para su ataque que cobró la vida de cinco policías tras la manifestación del jueves.

Empero las escenas de pesadilla vividas por Texas hacen temer que Estados Unidos esté ahora abriendo un nuevo y oscuro capítulo de sus turbulentas relaciones raciales.