Arribo del ‘Güero’ Palma enciende las alertas

El capo fue entregado ayer a México. Las autoridades no precisaron si existe algún delito en su contra o si lo dejarán en libertad.

Palma, uno de los fundadores del cartel de Sinaloa, fue entregado ayer a las autoridades mexicanas. Foto: Agencia Reforma
Palma, uno de los fundadores del cartel de Sinaloa, fue entregado ayer a las autoridades mexicanas. Foto: Agencia Reforma

Ciudad de México.

Héctor el “Güero” Palma, líder del Cartel de Sinaloa en la década de los 90, regresa a la libertad lastimado por lo que le pasó a su familia, gastado por las millonarias sumas que pagó a sus abogados y con una organización sin Joaquín el “Chapo” Guzmán.

Militares retirados y penalistas que conocieron de su captura y proceso, advierten con esos factores una peligrosidad en el capo.

Guadalupe Laija, esposa del “Güero”, y sus hijos Natalí y Héctor, de 4 y 5 años, fueron asesinados en 1989 por el venezolano Enrique Clavel Moreno, que luego envió la cabeza de la mujer a Palma, por correo.

Una serie de estudios de personalidad que le practicaron en EUA, arrojó que tiene un marcado egocentrismo, una alta capacidad criminal, baja readaptabilidad social y alto índice de estado de peligro.

¿Venganza?

“La gran pregunta es qué va a hacer. Es un tipo muy cabrón y lo que le hicieron fue muy grave, podemos esperar de él solo actos de violencia contra quienes lo acusaron o traicionaron”, anticipó un penalista.

Palma viene de la camada de capos de la talla de Amado Carrillo Fuentes y sus enemigos Benjamín y Ramón Arellano Félix.

Todos ellos operaban con protección de la Policía o del Ejército, pero a la postre fueron anulados, situación que aprovechó Joaquín el “Chapo” Guzmán.

“Palma es parte de los grupos de Sinaloa, si él piensa llegar a quitarles el poder van a surgir varios conflictos ahí”, alertó un militar retirado.

“Hay que recordar que llega con una debilidad marcada de más de 20 años, con los costos de abogados. De alguna manera regresa por sus fueros”, añadió otra fuente.

El secretario de Seguridad de Baja California, Daniel de La Rosa, advirtió ayer que es muy riesgoso que una persona con este perfil llegue a su estado para quedarse, recordando los sangrientos enfrentamientos de Palma contra el Cartel de Tijuana.

El futuro del capo es incierto. La fiscal general, Arely Gómez, explicó que investiga con las fiscalías del país si existen delitos en su contra.

La Prensa