Trump llega a Florida, su nuevo refugio tras abandonar la Casa Blanca

El expresidente de EEUU se instala en su mansión de Mar-a-Lago y se prepara para hacer frente a "persecución" judicial.

Outgoing US President Donald Trump and First Lady Melania arrive at Palm Beach International Airport in West Palm Beach, Florida, on January 20, 2021. - President Trump and the First Lady travel to their Mar-a-Lago golf club residence in Palm Beach, Florida, and will not attend the inauguration for President-elect Joe Biden. (Photo by ALEX EDELMAN / AFP) /

Florida, Estados Unidos.

Donald Trump llegó este miércoles a Palm Beach (sureste de Florida), minutos antes de la asunción presidencial de Joe Biden en Washington, a bordo del avión Air Force One procedente de la base aérea Andrews, en Maryland, a las afueras de Washington.

El ahora expresidente de EEUU descendió de la escalera del avión acompañado de su esposa, Melania, y saludó con la mano a unos cuantos simpatizantes que cerca de la pista de aterrizaje le gritaban "señor presidente".



La pareja subió a un vehículo oficial y emprendió el camino a Mar-a-Lago, la mansión convertida en un club privado donde la familia Trump tiene su domicilio desde 2019.

Con ellos viajó Tiffany Trump, quien en el último día de su padre en la Casa Blanca anunció su compromiso con su novio, el empresario de 23 años Michael Boulos.



La comitiva emprendió el viaje a su nueva residencia, a la que llegaron sobre las 11.30 de la mañana hora local (16.30 GMT).

A las 11.49 (16.49 GMT) Biden juró el cargo y Trump dejó de ser presidente del país.

Vea: "La democracia ha prevalecido", afirma Biden al asumir la presidencia de EEUU

A lo largo de la carretera que conduce desde West Palm Beach, donde está el aeropuerto, hasta Mar-a-Lago centenares de seguidores de Trump se concentraron para darle la bienvenida con banderas, carteles y camisetas y gorras con los colores de la bandera de EEUU.

Entre ellos estuvo Don Smith, quien, con una camiseta en la que se leía "Biden no es mi presidente electo", dijo a Efe que el demócrata no debería ser el mandatario 46 de Estados Unidos debido al "fraude sin precedentes" de las elecciones de noviembre.

Smith se hizo eco así de los reclamos de Trump, sin aportar pruebas, de que los comicios de noviembre fueron fraudulentos. EFE

La Prensa