Washington despliega la Guardia Nacional y ordena toque de queda

Tras el caos provocado por los seguidores de Trump, Washington decreta estado de emergencia.

VER MÁS FOTOS
La policía no pudo contener a los seguidores de Trump que invadieron el Capitolio para impedir la ratificación de la victoria de Biden./AFP.
La policía no pudo contener a los seguidores de Trump que invadieron el Capitolio para impedir la ratificación de la victoria de Biden./AFP. /

Washington, Estados Unidos.

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, ordenó el miércoles un toque de queda en toda la ciudad después de que partidarios del presidente Donald Trump irrumpieran en el Capitolio de Estados Unidos en protesta por la derrota electoral del mandatario.

Bowser dispuso un toque de queda desde las 18H00 locales (23H00 GMT) después de que miles de manifestantes pro-Trump llegaran al Congreso de Estados Unidos y forzaran a los legisladores a declarar un receso cuando comenzaban el proceso de confirmar a Joe Biden como el próximo presidente de Estados Unidos.

El toque de queda permanecerá vigente hasta las 06H00 del jueves. Además, cientos de elementos de la Guardia Nacional fueron desplegados en la ciudad para evitar un mayor número de disturbios ante las violentas protestas.

El despliegue de refuerzos fue anunciado por la Casa Blanca y el Pentágono y confirmado por Ralph Northam, el gobernador demócrata de Virginia, estado vecino de la capital federal. También el vecino Maryland anunció el despliegue de efectivos de la Guardia Nacional y de policías estatales.

Un portavoz del Pentágono dijo que se había llamado a los 1,100 efectivos de la Guardia Nacional de Washington para respaldar la aplicación de la ley.

Vea: Tensión en Washington: Seguidores de Trump irrumpen en el Capitolio y se enfrentan a policía

Los incidentes se produjeron durante la certificación de los resultados de las elecciones presidenciales de noviembre pasado, en las que el demócrata Joe Biden venció a Trump, quien hasta ahora no ha admitido su derrota y había pedido la movilización de sus simpatizantes.

Cientos de manifestantes pro-Trump llegaron hasta la sede del Congreso y muchos irrumpieron dentro del Capitolio, obligando a detener la sesión parlamentaria que iba a certificar la victoria de Biden.

La Prensa