EEUU impone nuevas sanciones a Irán antes que asuma Biden

El Departamento del Tesoro anunció la congelación de cualquier interés en Estados Unidos de la Fundación de los Oprimidos, que se presenta como una organización caritativa.

El gobierno busca aumentar la presión sobre Irán antes de que asuma Joe Biden, quien dice que quiere regresar a la política de acercamiento con la República Islámica que comenzó bajo el gobierno de Barack Obama, pero fue anulada por el de Trump. Foto AFP
El gobierno busca aumentar la presión sobre Irán antes de que asuma Joe Biden, quien dice que quiere regresar a la política de acercamiento con la República Islámica que comenzó bajo el gobierno de Barack Obama, pero fue anulada por el de Trump. Foto AFP

Washington, Estados Unidos.

El gobierno del presidente Donald Trump sancionó a una fundación iraní y al ministro de inteligencia de ese país, intensificando aún más la presión sobre Teherán antes de la asunción de Joe Biden.

El Departamento del Tesoro anunció la congelación de cualquier interés en Estados Unidos de la Fundación de los Oprimidos, que se presenta como una organización caritativa que tiene intereses en toda la economía iraní, incluso en el petróleo y la minería.

El Departamento del Tesoro describió a la fundación como un "imperio económico multimillonario" y una "red de patrocinio clave" del líder supremo de la república islámica, el ayatolá Ali Khamenei, que opera sin la supervisión del gobierno.

Lea: Estados Unidos supera el cuarto de millón de muertos por la pandemia

También fue sancionado el ministro de Inteligencia y seguridad de Irán, Mahmoud Alavi, por motivos de derechos humanos. Estados Unidos asegura que su ministerio es responsable de golpizas y otros abusos a presos políticos.

Las últimas sanciones tendrán un efecto práctico limitado, ya que la administración Trump ya ha aplicado severas restricciones a Irán, incluido el intento de detener todas sus exportaciones de petróleo y el bloqueo de su sistema financiero.

Pero la medida se produce en momentos en que Teherán ofrece volver a atenerse a lo acordado en un acuerdo nuclear negociado bajo el gobierno del expresidente Barack Obama si Biden levanta las sanciones después de asumir el cargo, el 20 de enero.

El secretario de Estado saliente, Mike Pompeo, en una respuesta indirecta, prometió seguir imponiendo "consecuencias dolorosas" a Irán.

Además: Muertes por huracán Iota ascienden a 25 tras deslave por lluvias

"El régimen iraní busca una repetición del experimento fallido que levantó las sanciones y le permitió recabar enormes cantidades de efectivo a cambio de modestas limitaciones nucleares", dijo en un comunicado.

"Esto es realmente preocupante, pero aún más preocupante es la idea de que Estados Unidos debería ser víctima de esta extorsión nuclear y abandonar sus sanciones", agregó.

La Prensa