Joe Biden es elegido presidente de Estados Unidos tras ganar las elecciones

Biden se convierte en el presidente número 46 de Estados Unidos tras dos fallidos intentos de llegar a la Casa Blanca.

VER MÁS FOTOS

Wisconsin, Estados Unidos

El candidato demócrata Joe Biden se convirtió en el ganador de las elecciones presidenciales de Estados Unidos tras lograr la barrera de 270 votos electorales sobre Donald Trump.

La victoria de Biden se confirmó en la mañana del sábado cuando Biden superó los 270 votos electorales necesarios, a más de 72 horas de realizadas las elecciones, en un recuento en el que logró ganar importantes estados clave al presidente Donald Trump, quien mantuvo sus acusaciones de fraude anticipando su derrota en las elecciones estadounidenses.

Las cadenas CNN, NBC News y CBS News declararon a Biden victorioso, tras asignarle una ventaja decisiva en Pensilvania, su estado natal.

Biden alcazó los 270 votos electorales necesarios para ganar, mientras que Trump llegaba a los 214 de un total de 538 que conforman el Colegio Electoral en el sistema estadounidense de sufragio universal indirecto.

Con Trump, de 74 años, y Biden, de 77, cabeza a cabeza en la carrera final, el ganador se definió con los resultados de cinco estados: Alaska (3 votos electorales), Georgia (16), Carolina del Norte (15), Nevada (6) y Pensilvania (20).

3d086de4d89ce02c5963de5158378ecb8f6ed994w (1)(1024x768)

Perfil de Biden

Joe Biden, el veterano político demócrata que se acaba de declarar ganador de la presidencia de Estados Unidos tras derrotar a Donald Trump en los estados clave con su promesa de unificar a Estados Unidos.

Tras casi medio siglo en los pasillos del poder en Washington, Biden se convierte en el presidente número 46 de Estados Unidos tras dos fallidos intentos de llegar a la Casa Blanca.

Este político optimista radicado en Delaware hizo su campaña afirmando que puede cambiar el talante de Estados Unidos y pasar de la rabia y la sospecha a la dignidad y el respeto.

A los 77 años, Biden lideró en los estados claves de Michigan, Wisconsin y Nevada convirtiéndose a la vez en el mandatario más viejo de Estados Unidos.

El ex vicepresidente de Barack Obama hereda una nación agitada por una pandemia que avanza y ha dejado más muertos que en ningún otro país y una presidencia que considera mancillada por las "mentiras" de Donald Trump.

Trump no reconoce derrota

Un día después de los comicios del martes, la campaña de reelección del mandatario republicano impugnó el conteo de votos en tres estados: Wisconsin y Michigan, donde los medios proyectaron el triunfo del candidato demócrata, y Pensilvania, donde el exvicepresidente de Barack Obama lleva una pequeña ventaja.

El equipo de Trump denunció sin evidencias que ha habido irregularidades en "varios" condados en Wisconsin y que en Michigan sus delegados no tuvieron acceso al conteo en "numerosos" locales. En Pensilvania, dijo que pedía a la justicia la suspensión del recuento "en espera de mayor transparencia".

- "No seremos silenciados" -

Sin declararse vencedor, Biden dijo la tarde del miércoles que confiaba en ganar la presidencia una vez finalizado el escrutinio, asegurando vencer a Trump en los estados indecisos restantes.

"Nosotros, el pueblo, no seremos silenciados", prometió Biden, subrayando que "cada voto debe contarse", en una breve declaración de su feudo en Wilmington, Delaware, junto a su compañera de fórmula, Kamala Harris.

Trump dejó en claro que no aceptará la derrota sin cuestionarla.

"Ganamos esta elección", dijo en un discurso televisado en vivo desde la Casa Blanca la madrugada del miércoles, cuando alegó que había habido un "fraude" contra el pueblo estadounidense.

La mañana del miércoles repitió sus acusaciones de manipulación de votos, a pesar de la falta de pruebas.

"Anoche estaba liderando, a menudo sólidamente, en muchos estados clave, en casi todos las instancias dirigidas y controladas por los demócratas. Luego, una por una, comenzaron a desaparecer mágicamente", dijo, en un tuit etiquetado como "engañoso" por Twitter.

El jefe de una misión internacional de observadores de las elecciones estadounidenses criticó las "acusaciones infundadas" de Trump y dijo que "dañan la confianza" en las instituciones democráticas.

Michael Georg Link, coordinador de los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), advirtió además que ningún político ni funcionario electo debería limitar el derecho al voto.

"Asegurar que cada voto sea contado es una obligación fundamental de todas las ramas del gobierno", afirmó.

- Elecciones históricas -

Tras unos comicios con participación récord y una masiva votación por adelantado, tanto por correo como presencial, Biden asumirá la presidencia de Estados Unidos el 20 de enero de 2021.

Según el US Elections Project de la Universidad de Florida, en estas elecciones estadounidenses votaron 160 millones de personas, incluidos los más de 101,1 millones que lo hicieron de manera anticipada (65,2 millones por correo). Esto supone una participación del 66,8% contra 59,2% de 2016.

Los demócratas conservaron su mayoría en la Cámara de Representantes, lo que posiciona a Nancy Pelosi para continuar como líder dos años más.

Pero veían disminuir cada vez más sus expectativas de arrebatar a los republicanos la mayoría del Senado, donde cuentan con 53 de los 100 escaños.

En la Cámara Alta, los demócratas lograron por ahora dos bancas (en Colorado y en Arizona). Los republicanos pudieron sin embargo arrancar un asiento en Alabama, desafiando encuestas.


<<

La Prensa