Despiden al testigo clave del juicio político contra Donald Trump

Alexander Vindman fue despedido "por decir la verdad", señaló su abogado.

El teniente coronel Alexander Vindman.
El teniente coronel Alexander Vindman.

Estados Unidos.

Un oficial del ejército que testificó en las audiencias en la Cámara de Representantes que derivaron en el juicio político al presidente Donald Trump fue despedido de su trabajo en la Casa Blanca el viernes, dijo su abogado.

El teniente coronel Alexander Vindman fue escoltado fuera de la Casa Blanca, donde trabajó en el Consejo de Seguridad Nacional, y su abogado calificó la medida como un acto de venganza por parte del presidente.

Horas antes, Trump había dicho que quería que Vindman se fuera.

Lea: Coronavirus: síntomas, tratamiento y prevención en Honduras

"No estoy feliz con él", dijo Trump, que fue absuelto por el Senado el miércoles de cargos de abuso de poder y obstrucción del Congreso.

"¿Creen que debería estar feliz con él?", preguntó a periodistas. "No lo estoy".

Vindman, que fue director de Asuntos Europeos en el Consejo de Seguridad Nacional, fue testigo de la llamada el 25 de julio de Trump al presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, en la que el estadounidense le solicitó investigar a su posible rival político Joe Biden.

Citado por el Congreso a testificar en las audiencias, Vindman, nacido en Ucrania y quien recibió un reconocimiento por heridas en Irak, dijo que las acciones de Trump habían sido "inapropiadas".

Además: EEUU ofrece 100 millones de dólares a China y otros países para luchar contra coronavirus

"Es inapropiado que el presidente de Estados Unidos exija que un gobierno extranjero investigue a un ciudadano estadounidense y a un opositor político", dijo Vindman.

El abogado de Vindman, David Pressman, dijo que el oficial del ejército fue "escoltado fuera de la Casa Blanca, donde ha servido debidamente a su país y a su presidente".

"No hay duda en la mente de ningún estadounidense de por qué el trabajo de este hombre ha terminado", dijo Pressman en un comunicado. "Se le pidió a Vindman que se fuera por decir la verdad".

"La verdad le ha costado al teniente coronel Alexander Vindman su trabajo, su carrera y su privacidad", dijo. "Sirvió al país, aún cuando hacerlo estuvo lleno de peligros".

"Y por eso, el hombre más poderoso del mundo, impulsado por el silencio, la flexibilidad y la complicidad, ha decidido vengarse", dijo Pressman.

Historial

En su momento, Vindman consideró en el Congreso "inapropiado" que el presidente estadounidense, Donald Trump, pidiera a su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, que investigara a su rival político, el exvicepresidente Joe Biden.

En su testimonio en noviembre de 2019, Vindman argumentó que durante la primavera de ese año se dio cuenta de que el entonces fiscal general de Ucrania, Yuri Lutsenko, y el abogado personal de Trump, Rudy Guiliani, "promovieron una narrativa falsa que socava la política de Estados Unidos en Ucrania".

El exfuncionario testificó meses atrás ante la Cámara de Representantes que el memorando de la Casa Blanca sobre la conversación telefónica entre el presidente Trump y su homólogo ucraniano, Vladímir Zelenski, "omitió palabras y frases cruciales".

El teniente coronel del Ejército también quiso dejar claro que los militares sirven al país, no a "ningún partido político en particular". Además, Vindman calificó de "reprensibles" los ataques a los funcionarios públicos que están declarando ante el Congreso en el marco de esta investigación estos días, algo que el propio Trump ha hecho a través de Twitter.

Vindman, el principal experto en Ucrania de la Casa Blanca, escuchó personalmente la llamada del pasado 25 de julio en la que Trump pidió a Zelenski que investigara a Biden y alertó a sus superiores sobre el caso por considerar que esa petición "no era adecuada".

La Prensa