Bukele causa polémica por llegar a Guatemala con gorra y jeans

El mandatario salvadoreño asiste hoy a la toma de posesión de Giammattei en Guatemala.

Bukele se reunió este martes con Giammattei previo a la investidura./Twitter.
Bukele se reunió este martes con Giammattei previo a la investidura./Twitter.

San Salvador.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, llegó la tarde de ayer a la Ciudad de Guatemala para asistir a la ceremonia de investidura de Alejandro Giammattei como nuevo gobernante del vecino país.

Bukele y el resto de presidentes centroamericanos se reunirán esta tarde en el Teatro Nacional Miguel Ángel Asturias para presenciar el traspaso de mando entre el presidente actual, Jimmy Morales, y el electo.

El presidente millennial causó polémica en redes sociales luego de que se filtraran imágenes en redes sociales de su llegada a Guatemala con un atuendo informal que complementó con una gorra.

"El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, arribó al país la tarde de este lunes. Su llegada no fue informada por los canales oficiales de Cancillería", informó en Twitter la periodista Mariajosé España, de Prensa Libre.

Usuarios de redes sociales criticaron el atuendo de Bukele, afirmando que debería de haber optado por un traje para el evento.



El mandatario salvadoreño ha hecho caso omiso a las críticas y esta tarde sostuvo una reunión bilateral con Giammattei en la que lució un atuendo más formal.

El ejecutivo de Bukele señaló que Giammattei "ha mostrado interés en el Plan Control Territorial implementado en El Salvador para aplicarlo en su país y enfrentar la delincuencia".

Vea: Giammattei y EEUU dialogan sobre migración y comercio

El Gobierno salvadoreño atribuye a este plan, que concentra a más de 7,000 elementos de los cuerpos de seguridad en 22 localidades, una baja en los homicidios en 2019.

También abordaron "otros temas de importancia para ambos países, entre ellos el comercio e intercambio de bienes y servicios, entre otros".

Giammattei, de 63 años, jurará en el cargo por los próximos cuatro años, hasta el 14 de enero de 2024.


La Prensa