Pence visita por sorpresa a las tropas estadounidenses en Irak

La visita se produce en medio de las protestas masivas iniciadas el pasado octubre para pedir más servicios básicos y menos corrupción.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence.
El vicepresidente estadounidense, Mike Pence.

Bagdad, Irak.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, llegó hoy en una visita sorpresa a Irak para encontrarse con las tropas destacadas en el país y está previsto que esta tarde se reúna con altos cargos del Gobierno de Adel Abdelmahdi.

"La segunda dama (su mujer Karen Pence) y yo nos sentidos muy honrados de estar con nuestros soldados, efectivos de la Armada, aviadores y marines aquí en Irak. Estamos orgullosos y agradecidos a todos vosotros", dijo Pence en su cuenta de Twitter.

En su breve mensaje, el vicepresidente felicitó también la festividad de Acción de Gracias, que se celebrará en los próximos días, pero no ofreció más detalles sobre la duración de su estancia ni la agenda prevista.

Lea: El Papa llega a Japón para un "llamamiento profético al desarme nuclear"

La visita se produce en medio de las protestas masivas iniciadas el pasado octubre para pedir más servicios básicos y menos corrupción y que han causado más de 300 muertos y 15,000 heridos en enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad iraquíes y los manifestantes.

La situación ha degenerado en una grave crisis política, con un Gobierno que no es capaz de responder a las demandas ni renovar su propuesta y un crisol de grupos parlamentarios entrampados dentro de un sistema sectario que privilegia los intereses de grupos religiosos y étnicos.

El viaje de Pence tiene lugar, además, exactamente un mes después de que el secretario de Defensa de EE.UU., Mark Esper, visitase Bagdad por sorpresa, coincidiendo con la llegada al país de las tropas estadounidenses procedentes del norte de Siria, de donde se retiraron tras la ofensiva turca del pasado 9 de octubre.

Sin embargo, Washington anunció poco después su decisión de reforzar su presencia en las inmediaciones de los campos petroleros sirios para impedir el acceso a los mismos del grupo yihadista Estado Islámico (EI). Texto y foto de EFE.

La Prensa