Más noticias

Madre hondureña y su bebé mueren ahogados en el río Bravo

La Patrulla Fronteriza de EEUU confirmó la muerte de una migrante hondureña y su hijo de un año de edad.

La hondureña Idalia Herrera y su hijo de dos años murieron ahogados en el río Bravo al intentar cruzar a Estados Unidos.
La hondureña Idalia Herrera y su hijo de dos años murieron ahogados en el río Bravo al intentar cruzar a Estados Unidos.

Texas, Estados Unidos.

La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos confirmó la muerte de otros dos migrantes hondureños en el río Bravo este martes, informaron medios locales.

La víctima fue identificada como Idalia Yamileth Herrera (27), una hondureña que desesperada tras permanecer más de tres meses en un albergue de Matamoros, México, tomó la fatal decisión de lanzarse al caudaloso río junto a su hijo de un año de edad para cruzar a Estados Unidos, donde esperaba reunirse con su esposo y sus dos hijas mayores.

Las fuertes corrientes arrastraron a la madre y a su bebé, Iker Gael Córdova, que murieron ahogados.

Un portavoz de la CBP explicó a EFE que el pasado 11 de septiembre "agentes de la Patrulla Fronteriza asignados a la estación de Del Río recibieron información sobre un posible ahogamiento en río Grande (río Bravo)".



Según el portavoz, se activó una "búsqueda intensiva" realizada en helicóptero por un equipo de operaciones aéreas y marinas de la CBP en un área próxima al riachuelo San Felipe.

Agentes de Marina de la Patrulla Fronteriza que se desplazaban en bote lograron rescatar los cuerpos y notificaron a las autoridades locales, quienes tomaron custodia de estos, agregó la información.

Desesperación en México

La madre hondureña partió de su natal Valle hace varios meses hacia Estados Unidos, donde solicitó asilo, sin embargo fue devuelta a México para esperar el proceso de su trámite como parte de una nueva política impuesta por el Gobierno de Donald Trump.

Otras migrantes que esperaban en el albergue junto a Herrera relataron a la cadena Univision que le aconsejaron a la madre hondureña no lanzarse al río.

"Le dijimos varias veces que no lo intentara, porque si volvía a caer siempre la iban a regrsear para acá (México), pero ella dijo que no, que por sus hijas lo iba a volver a hacer", indicó Elsa Marilí Portillo, otra migrante hondureña que permanece en el albergue de Matamoros.

Pese a las advertencias de otros migrantes, Herrera decidió cruzar el río en la localidad fronteriza con Brownsville (Texas) junto a otro grupo de hondureños.

Vea: México ofrece empleo a migrantes centroamericanos en Chiapas

Las autoridades estadounidenses y mexicanas han advertido a los migrantes no intentar cruzar el caudaloso río tras la muerte de un migrante salvadoreño y su hija de dos años de edad, que quedaron retratadas en unas imágenes que conmocionaron al mundo.

En el norte de México, hay mas de 13,000 migrantes hondureños que se encuentran en espera del proceso de su solicitud de asilo político en Estados Unidos, según datos de la cancillería de Honduras.

En lo que va del año 85,523 hondureños han sido deportados, 29,508 de ellos desde Estados Unidos, según el Observatorio de Migraciones de Honduras.