Más noticias

Inmigrante hondureña muere bajo custodia de la Patrulla Fronteriza

Es la tercera muerte registrada esta semana en un centro de detención de inmigrantes en EEUU.

VER MÁS FOTOS
La Patrulla Fronteriza se encuentra desbordada por la masiva llegada de inmigrantes a la frontera sur de EEUU./AFP.
La Patrulla Fronteriza se encuentra desbordada por la masiva llegada de inmigrantes a la frontera sur de EEUU./AFP.

Texas, Estados Unidos.

La Oficina de Protección y Aduanas de Estados Unidos (CBP) reportó este martes la muerte de una mujer hondureña que fue detenida el lunes por la mañana por agentes de la Patrulla Fronteriza en el sector del Río Grande, Texas.

La inmigrante de 40 años de edad colapsó a las 6:45 a.m., apenas 25 minutos después de que los agentes la detuvieran.

La Patrulla Fronteriza solicitó ayuda al personal de emergencia que trasladó a la mujer a un hospital de la localidad de Eagle Pass, donde fue declarada muerta.

La identidad de la fallecida aún no ha sido revelada ni tampoco su causa de muerte.

La CPB aseguró que abrió una investigación por el fallecimiento de la inmigrante y el Gobierno de Honduras ya había sido notificado.

Se trata de la tercera víctima en morir bajo custodia de la agencia estadounidense en esta semana. Dos migrantes procedentes de El Salvador que habían solicitado asilo en Estados Unidos fallecieron este fin de semana mientras se encontraban en un centro de detención.

Una de las víctimas, fue identificada como Jonathan Alberto Medina León, más conocida como Johana, era una mujer transgénero que se entregó a la patrulla fronteriza el 11 de mayo, tras ingresar irregularmente en EEUU por el puerto de entrada del Paso del Norte (Texas) y falleció el sábado en el centro médico Del Sol, en la localidad de El Paso, según un comunicado del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés).

Vea: Hacinamiento en las hieleras: Impactantes imágenes en la frontera de EEUU

La segunda víctima, un salvadoreño de 33 años cuya identidad no ha sido divulgada, murió el domingo en las proximidades de la localidad de Roma (Texas) debido a una aparente crisis epiléptica sufrida poco después de ser detenido ese mismo día.

La Patrulla Fronteriza está bajo escrutinio tras registrarse al menos 9 muertes de inmigrantes, varios de ellos menores de edad, bajo su custodia en los últimos seis meses.