Más noticias

Migrantes hondureños llegan a Nuevo León en busca de empleo

No se les ha otorgado un documento que garantice que no serán repatriados, pero la información recabada ayudaría a regularizar su estancia.

Entre los migrantes que llegaron a Nuevo León hay niños y una mujer embarazada. Reforma
Entre los migrantes que llegaron a Nuevo León hay niños y una mujer embarazada. Reforma

Monterrey, México.

Grupos de migrantes centroamericanos continuaron llegando hoy desde las 6:00 horas al Gimnasio Nuevo León Unido en Nuevo León.

Ángel Sawers, hondureño que trabaja desde hace un año en esta ciudad, fue uno de los centroamericanos que ayer acudió al Gimnasio Nuevo León por su novia, Tania Santos, quien dejó la caravana migrante para buscar trabajo en el estado.

Tania llegó con más de mil 700 centroamericanos a Saltillo, pero ayer, con otras 51 personas, pidió no viajar con el grueso del grupo a las ciudades fronterizas de Piedras Negras y Acuña, sino a Monterrey.

Lea más: Caravana migrante llega a las puertas de EEUU con la esperanza de asilo

Los centroamericanos se suman a una avanzada de 10 migrantes que llegaron el fin de semana.

"Me dijo (mi novio) que Monterrey estaba bonito", dijo la hondureña de 24 años.

"El clima está rico. Aparte hay trabajo, está muy tranquilo también, de lo que sea quiero trabajar", agregó.

Según las autoridades, 35 migrantes señalaron tener familiares en Nuevo León, por lo que el Gobierno del estado y el Instituto Nacional de Migración (INM) les permitieron irse con ellos luego de que acudieron a recogerlos al gimnasio.

Lea más: EEUU advierte contra una nueva "caravana" migrante acercándose a la frontera

A las 10:30 horas, los migrantes llegaron y, para las 14:15 horas, comenzaron a salir con sus familiares.

Siete centroamericanos fueron apoyados por el estado para viajar a Nuevo Laredo y nueve ingresaron al albergue Casa INDI.

El novio de Tania, quien labora como ayudante de limpieza, mostró un permiso de residente temporal en México hasta el 2022.

Los migrantes, entre los que había seis niños y una mujer embarazada, fueron entrevistados por personal del INM y elementos de Fuerza Civil les tomaron fotografías.

No se les otorgó un documento que garantice que no serán repatriados, pero el Secretario de Desarrollo Social estatal, Genaro Alanís, dijo que la información recabada ayudaría a regularizar su estancia.