Rutas 2 y 7 son las únicas autorizadas para operar en área urbana de San Pedro Sula

Los rapiditos de la colonia Céleo Gonzales serán los próximos en prestar el servicio, según el IHTT.

Un bus amarillo de la ruta 7, un taxi  y un rapidito de la ruta 2 y en el centro.
Un bus amarillo de la ruta 7, un taxi y un rapidito de la ruta 2 y en el centro.

San Pedro Sula, Honduras.

La ruta 7 se sumó este fin de semana al pilotaje del transporte público en San Pedro Sula.
De los buses urbanos, solo las rutas 2 y 7 están prestando el servicio, sin embargo, en el transporte interurbano ya son más de 11 empresas que están operando desde la Gran Central Metropolitana de Buses.

En el sector de taxis, son más de 1,400 los autorizados por el Instituto Hondureño de Transporte Terrestre (IHTT), pero solo unos 300 están trabajando.

La ruta 2 tiene más de una semana operando con las medidas de bioseguridad, pero lejos de tener las ganancias esperadas los transportistas aseguran que están teniendo pérdidas.

Allan Licona, representante de la ruta 2, declaró que pese a que no tienen competencia no están teniendo ganancias.

LEA: Cero muertes por covid-19 en 24 horas reporta Salud

La ruta 2 tiene aprobadas 33 unidades y aunque pueden operar en un 100% de su capacidad, solo logran llenar los asientos muy temprano por la mañana cuando la ciudadanía se dirige a los trabajos y por la tarde cuando retornan a sus casas.

En el intermedio del día hay vueltas en donde solo llevan tres pasajeros en la unidad.

“Hacemos seis recorridos en un día. Entramos a la 33 calle pasamos por La Pradera, por la Periodista, Municipal, la Satélite, entramos a la Villeda, San Carlos de Sula, Cabañas, Medina, por el hotel La Paz (ese es la mitad del recorrido) pasamos por Guamilito y subimos hasta Río de Piedras”, detalló Licona.

Cada unidad tiene capacidad de 19 y hasta 24 pasajeros sentados.

Licona explicó que el pasaje continúa a L10 y no es obligatorio pagar más, pero hay pasajeros que se solidarizan con la situación de pérdidas que están teniendo y cuentan que antes pagaban más en taxi y vehículos particulares y les dan más.

En cuanto a la ruta 7, también indicaron que han comenzado con pérdidas, que esperan que la situación mejore.

René Caballero, delegado regional del IHTT, manifestó que la ruta 7 está autorizada a laborar inicialmente con 25 unidades.

Caballero informó que el lunes decomisaron cuatro microbuses ilegales que estaban cobrando L300 por persona. “No son ni del transporte público y estaban abusando de la necesidad de la gente”, señaló. En el plantel del IHTT están decomisados unas ocho unidades por irrespetar las medidas de bioseguridad y por no tener permisos de operación.

La Prensa