Tegucigalpa, Honduras.

Doris Imelda Madrid, presidenta del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), está lista para dedicarse a su vida privada, y aseguró que no es cierto que reciba presiones para renunciar a su cargo.

La funcionaria anunció ayer que desde agosto del año pasado mandó su renuncia al Congreso Nacional y espera que el 25 de los corrientes se le acepte porque se va a dedicar a otras cosas.

“Renuncio porque quiero dedicarme a la vida privada, a la procuración privada, quiero hacer mis ejercicios profesionales en otros países y tengo ofertas para ejercerlos. De igual forma, estoy fundando una empresa consultora en materia de transparencia y acceso a la información pública que no existe en este país y quiero hacer un programa de televisión sobre transparencia y rendición de cuentas”, declaró Madrid.

La funcionaria aseguró que no ha recibido presiones para renunciar y que solo la anima su deseo de retirarse a la vida privada desde donde seguirá luchando porque haya transparencia en todos los actos.

“Yo duermo a pierna suelta”

“Mi temperamento, mi carácter, no da para aceptar presiones ni que me sienta presionada, yo duermo a pierna suelta, tranquila, y estoy trabajando en lo mejor posible”, afirmó.

Trascendió que Madrid no ha caído bien entre algunos sectores políticos y que su puesto podría ser parte de las negociaciones que se podrían estar haciendo para llegar a un consenso a fin de elegir a los nuevos magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

“Yo la presenté (renuncia) desde agosto, no se había consolidado porque es una mayoría calificada para aceptarme la renuncia; si hay consenso en la cámara, me la pueden aceptar, igual pueda ser que no haya consenso”, dijo la comisionada.

Madrid no descartó la posibilidad de lanzarse al ruedo político por uno de los partidos inscritos o mediante una candidatura independiente.