30/05/2024
06:38 AM

Vivienda de Ada Muñoz pasa a manos del Estado de Honduras

Oabi aseguró ayer la casa y los artículos de la funcionaria municipal, la que está prófuga de la justicia

San Pedro Sula, Honduras

La vivienda de Ada Esperanza Muñoz Torres, jefa de Control de Ingresos de la Municipalidad de San Pedro Sula, pasó a manos del Estado.

A Muñoz se le investiga luego de la intervención en la Municipalidad el pasado martes por parte del Ministerio Público.

Las dependencias intervenidas son Administración Municipal, Tesorería, Cómputo, Contabilidad, Control de Ingresos, Superintendencia de Finanzas y Promuca. El jueves, la Fiscalía citó a siete funcionarios y empleados a declarar en calidad de testigos para poder seguir con las investigaciones.

Personal de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi) llegó ayer por la mañana a la residencia de la funcionaria municipal ubicada en la 7 avenida, 12 y 13 avenidas del barrio Barandillas a inventariar y asegurar los artículos que hay dentro del inmueble.

Dentro de la lujosa vivienda de dos plantas se hallaron artículos suntuosos de gran valor -según establece el requerimiento fiscal-, los que desde ya están asegurados y en poder del Estado.

En la cocina de la vivienda se encontraba una caja fuerte, en la cual agentes fiscales y policiales encontraron fotocopias de cheques del Sindicato Municipal por cantidad de 10 mil, 20 mil y 30 mil lempiras. En la casa hay además cuadros con marcos finos y caros, jarrones y tazas que -se presume- son bañadas en oro, cuyo valor aún no ha sido establecido por las autoridades, pero se supone que todo los que está dentro del inmueble está valorado en varios millones de lempiras. La vivienda permanece custodiada por varios elementos del Ejército, quienes tienen orden de no dejar ingresar a nadie a la misma.

Yamileth Linares, empleada de la Oabi, declaró que no tienen un valor establecido de lo que hay dentro de la casa, ya que solamente se procedió a inventariar y asegurar la propiedad.

A Ada Esperanza Muñoz, la Fiscalía contra la Corrupción le presentó la noche del jueves acusación por malversación de caudales públicos, abuso de autoridad y defraudación fiscal.

La recién creada Unidad de Delitos Tributarios y Conexos también investiga la comisión del delito de la funcionaria municipal a quien luego de que el Ministerio Público la acusara formalmente, el Juzgado de Letras de lo Penal de San Pedro Sula emitió la orden de captura.

El Juzgado giró, además, un oficio de alerta migratoria contra la jefa de Control de Ingresos de la comuna sampedrana, quien se encuentra prófuga de la justicia.

Las autoridades tanto policiales como fiscales están tras la pista de la “jefa”, como es llamada Ada Muñoz en la Municipalidad de la capital industrial.

La Unidad de Lavado de Activos de la Fiscalía Especial contra el Crimen Organizado también inició investigaciones contra la funcionaria municipal. Dos grupos de fiscales y policías de investigación trabajan en el caso, uno en Tegucigalpa y otro en San Pedro Sula.

Congelarán cuentas

El Ministerio Público solicitó al Tribunal Superior de Cuentas (TSC) que abra una auditoría contra Muñoz y contra otros empleados de la comuna para establecer si los bienes que poseen son compatibles con el salario que devengan o venían devengando. Con la información que se derive de la auditoría del TSC, la Fiscalía podrá ampliar contra Ada Muñoz y los cinco empleados que están investigando la acusación por enriquecimiento ilícito.

“Se va a solicitar que se efectúe una auditoría para que se detallen todos los bienes que tiene la ahora imputada y cómo los obtuvo. Además se solicitará colaboración a las alcaldías aledañas a San Pedro Sula para que también informen de otras situaciones que el Ministerio Público necesita conocer y no solamente contra Muñoz, sino también contra otras personas”, dijo Elvis Guzmán portavoz del Ministerio Público.

La Fiscalía solicitó también al Instituto de la Propiedad (IP) y Catastro para conocer si Muñoz tiene otros bienes para que se proceda a asegurarlos.

Las cuentas bancarias de la funcionaria municipal están congeladas, pero si Ada Muñoz comprueba cómo obtuvo sus bienes, estos les serán devueltos.

La investigación contra la funcionaria municipal comenzó el 22 de enero, ya que en su desempeño como jefa de Control de Ingresos, sin justa causa dejó de efectuar el cobro por concepto de impuesto pecuario.

Según el requerimiento, la Procesadora de Carne Municipal (Promuca), remitía a la oficina de Control de Ingresos un reporte mensual que establecía el monto que se debería cobrar con base en lo establecido en el artículo 51 del Plan de Arbitrios.

La acusación además establece que Ada Muñoz arbitrariamente autorizaba recibos por cantidades menores a las que se debían pagar y en consecuencia las arcas de la alcaldía de San Pedro Sula dejaron de percibir 11,790,597.51 lempiras.

Despedida

En la Municipalidad el ambiente es de sorpresa y de incertidumbre. De acuerdo con la Ley, la jefa de Control de Ingresos debió regresar ayer a sus labores.

Faltar dos días consecutivos, jueves y viernes, generó ya el despido justificado de la funcionaria por abandono de labores.

Hasta ayer, Personal no tenía en su poder ninguna incapacidad médica, tampoco un permiso por la ausencia de Muñoz. Conforme a los cálculos, si hubiese sido despedida, a Muñoz le corresponderían unos cuatro millones de lempiras en derechos laborales.

Ya se levantaron dos actas sobre la ausencia de la funcionaria en su oficina.