16/07/2024
12:58 PM

Unos 1,658 evacuados por marejada

Al menos 1,658 personas, que habitan en poblados centroamericanos cercanos al Océano Pacífico, han sido evacuadas debido la fuerte marejada que afecta el litoral desde el pasado domingo, informaron hoy autoridades de protección civil de la región.

Al menos 1.658 personas, que habitan en poblados centroamericanos cercanos al Océano Pacífico, han sido evacuadas debido la fuerte marejada que afecta el litoral desde el pasado domingo, informaron hoy autoridades de protección civil de la región.

Las fuentes dijeron que se mantiene la alerta preventiva en esas comunidades costeras por el fuerte oleaje, que hasta ahora no ha causado víctimas ni desaparecidos.

En Honduras, unas 800 personas de las poblaciones afectadas han sido movilizadas a otros sitios más seguros, después de que sus casas se inundaron por las aguas del Golfo de Fonseca, informó hoy un portavoz de la Comisión Permanente de Contingencias, Copeco.

Las olas registradas el lunes llegaron alcanzar hasta tres metros, según el informe de la Copeco, que coordina las actividades de prevención con el Ejército, los bomberos, autoridades locales y otros cuerpos de socorro.

El agua se metió hasta unos 200 metros en comunidades como Marcovia y Cedeño, informaron por su parte autoridades de esas comunidades del sureño departamento de Choluteca.

En El Salvador, los evacuados por las inundaciones causadas por la marejada y las lluvias que afectan al país desde el pasado domingo ascendieron hoy a 500, informó el titular de la Dirección de Protección Civil, Salvador Rosales.

El funcionario dijo a la estatal Radio El Salvador que tras un recorrido por las playas afectadas por la marejada pudo constar la evacuación de esas personas, que se encuentran distribuidas en ocho albergues, donde han recibido alimentos de parte de instituciones gubernamentales.

Rosales informó de que los departamentos más afectados por las inundaciones son Ahuachapán, Sonsonate y Santa Ana, en el oeste del país; La Libertad y La Paz, en la zona central, y La Unión, en el este.

La Dirección de Protección Civil decretó anoche alerta amarilla en toda la costa salvadoreña por la marejada que afecta al país desde el domingo, provocada por fuertes vientos que se originaron en Nueva Zelanda y el sur de Australia.

Las autoridades guatemaltecas de protección civil evacuaron hoy a unas 170 personas que habitan en las orillas del Pacífico, informó el portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), Benedicto Girón.

En algunos puntos del Pacífico guatemalteco, precisó Girón, 'las olas alcanzaron hasta los siete metros de altura, lo cual provocó la inundación de varias casas y la destrucción parcial de un hotel'.

La fuente explicó que en la comunidad de Moyuta, a unos 130 kilómetros al este de la capital, fueron afectadas por el oleaje 14 casas, y dos familias fueron evacuados.

Mientras que en la comunidad conocida como La Barra del Jiote, a unos 140 kilómetro al este, fueron evacuadas hacia una escuela unas 30 familias afectadas.

En Nicaragua, al menos 188 nicaragüenses, que fueron afectados por las fuertes marejadas ocurridas ayer en las costas de un balneario del occidente de este país (Pacífico) siguen evacuadas en centros de albergues, informó hoy la Defensa Civil.

El teniente coronel Rogelio Flores, segundo jefe de Defensa Civil en Nicaragua, dijo a Acan-Efe que pese a que la 'situación desde ayer se normalizó' mantienen evacuadas a las personas ante cualquier eventualidad.

Las fuertes marejadas, ocurridas entre la noche del domingo y el lunes por la mañana, afectó a 25 viviendas rústicas en el balneario de Jiquilillo, ubicado en el departamento occidental de Chinandega, reafirmó la fuente.

Ratificó que los fuertes oleajes también se hizo sentir en las playas turísticas de Poneloya, Las Peñitas y Paso Caballos, todos localizados en el occidente del país, donde no se reportan víctimas ni daños de gravedad.

En Panamá, las casas de unas doce familias de la población costera de Farallón fueron afectadas por los embates de las fuertes olas que han azotado el litoral de este país en los últimos días, según fuentes de protección civil.

NOTA DEL DÍA

Daños por marejada

Las olas eran tan altas como el tamaño de un poste del alumbrado público, con una fuerza furiosa capaz de derribar viviendas y de arrastrar lo que encontrara en su paso.

A pesar de la magnitud de las olas, la marejada no provocó daños personales, aunque dejó unas 300 viviendas soterradas de arena e inundadas.

Las fuertes mareas que afectaron la noche del domingo y ayer, lunes, destruyeron las champas de los negocios que se encontraban a la orilla de las playas de varias comunidades, llegando hasta unos 100 metros sobre la playa.

Se espera que hoy continúen las marejadas, provocadas por un fenómeno climático que afecta el litoral pacífico.

Según los vecinos, el calvario comenzó a eso de las nueve de la mañana del domingo cuando el mar se embraveció, saliéndose varios metros fuera de lo normal, inundando unas 300 viviendas en varias comunidades costeras.

Comunidades como Los Delgaditos y Cedeño, del municipio de Marcovia, fueron las más afectadas, y sus pobladores demandaron la ayuda inmediata del gobierno.

Se cree que unos tres pies de agua entraron a las viviendas, provocando grandes pérdidas económicas a los habitantes, pues se dañaron sus enseres electrodomésticos.

Pérdidas

A muchas personas, aparte de inundarles las viviendas, cuando la marea se retiró, sus casas quedaron literalmente enterradas, llenas de arena.

Don Inés Fúnez perdió todo lo que tenía en su pulpería, a raíz de las fuertes olas que inundaron su vivienda.

“A nosotros solamente nos queda esperar a ver qué hacen las autoridades para evitar que año con año estemos teniendo pérdidas económicas cuantiosas con estas marejadas”, dijo don Inés.

Según los últimos datos que presentaron las autoridades municipales, se cuantifican unas 300 viviendas inundadas, entre las cuales se encuentran 10 soterradas en un 75 por ciento, con todo y las pertenencias en su interior.

Algunos vecinos están preocupados porque dicen que la altura de las olas de esta marejada superó las que se han dado en años anteriores y creen que puede ser un aviso de algo más grande que pudiera pasar en las costas del Pacífico.

Deben reubicarlos

El alcalde de Marcovia, Nahún Cálix, dijo que es alarmante lo que están viviendo en las costas del Pacífico, ya que se ha dañado un gran número de viviendas y han quedado sin pertenencias varias familias.

Hasta ayer en horas de la tarde se mencionaban cuatro comunidades afectadas por las marejadas, como Los Delgaditos, Cedeño, colonia La Reina y Punta Condega, casi pegado con Nicaragua.

El alcalde cuestionó la indiferencia con la que ve la población esta situación que ahora los considera algo normal, pero es necesario que sean reubicados para evitar la pérdida de vidas humanas.

Advirtió que si es necesario “emplearemos la fuerza para reubicar a las personas que se encuentran en peligro”.

Cálix dijo que es necesario que también el gobierno ayude a estas personas en caso de reubicarse, ya que la mayoría por mucho tiempo ha vivido de los negocios que se encuentran a la orilla del mar.

Las autoridades municipales ya se reunieron con organismos de ayuda para que se haga una evaluación de los daños y ver las necesidades que existen en las comunidades afectadas y proveerlas de lo básico.

Algunas necesidades fueron las de falta de letrinas; como muchas de las viviendas fueron inundadas por las fuertes aguas que corrían por casi toda la comunidad de Cedeño, esto podría provocar enfermedades al contaminar las aguas.

/home/laprensa/imagenes/fotos/2006/interiores/16943.jpg

Desde la mañana, las personas proceden a sacar sus enseres, para evitar que fueran arrastrados por la marea.

El abastecimiento de medicamentos es muy importante, ya que con estas contaminaciones podría provocarse muchas enfermedades contagiosas y respiratorias.

Es necesario pensar en la reubicación de estas personas que se encuentran a la orilla de las playas, pero a la mayor brevedad posible, para evitar que se vean afectadas sus viviendas todos los años, dijo el alcalde.

Según Roberto Majano, pescador de la zona de Cedeño, lo que está pasando es que el mar expulsa lo sucio que tiene, ya que las fuertes lluvias han contaminado el mar.

A juicio de este pescador, después de las altas olas viene la calma y la normalidad.

La última marejada que afectó fuertemente la zona, provocando severos daños, fue en 2002 y destruyó todas las construcciones de concreto y madera que estaban a la orilla de la playa.

Medidas de prevención

Un boletín de Copeco, que declara alerta verde en toda la costa del Pacífico, pide a la población mantener una minuciosa observación del comportamiento del oleaje que inicia con el bajamar, que es el retiro de las olas y que ocurre entre 30 minutos y dos horas, antes del pleamar, aumento del oleaje.

Dispuso restringir la salida de embarcaciones de menos de 40 pies de largo y tener bajo vigilancia el turismo de playa.

Plantea a los habitantes y propietarios de viviendas a la orilla de la playa mantenerse en áreas altas de su comunidad, especialmente cuando se estén dando las horas del pleamar, y se solicita su colaboración con las autoridades correspondientes al realizar evacuaciones preventivas.

Continuarán marejadas

De acuerdo a Copeco, la marejada que afecta al Pacífico tiene su origen en Nueva Zelanda, al otro lado del mundo, en tormentas marinas que afectan esa zona.

La Comisión Permanente de Contingencias, Copeco, informa a la población de la existencia de un fenómeno de mareas altas en las costas del océano Pacífico de Honduras, la cuales tienen como origen las tormentas marinas que se han venido suscitando a la altura de Nueva Zelanda y que, como producto de la rotación de la Tierra, las orienta a afectar Centro y Suramérica.

Estas tormentas tienen como características altos y destructivos oleajes y que, de acuerdo a los análisis realizados por el Instituto de Costas, con sede en Costa Rica, se pronostica una incidencia el día de hoy entre 6.00 y 9.00 de la noche y mañana entre 6.00 y 9.00 de la mañana, por lo que Copeco decreta alerta verde en toda la costa del Pacífico y alerta amarilla por 48 horas en las comunidades ubicadas entre Punta Ratón y Punta Condega, abarcando Cedeño.

Unas 300 viviendas han salido afectadas de las comunidades de Los Delgaditos, Cedeño, la colonia La Reina y Punta Condega, en la frontera con Nicaragua.

Se espera que la marejada se presente hoy por la mañana y la noche.

Dato

El fenómeno es recurrente y puede repetirse en las próximas horas.

/home/laprensa/imagenes/fotos/2006/interiores/16944.jpg

Las fuertes olas botaron varias champas que estaban a la orilla de la playa.

La marejada que afecta al Pacífico tiene su origen en Nueva Zelanda, dijo el comisionado de Copeco, Juan Carlos Elvir.

Su origen

Las marejadas se producen habitualmente por la acción del viento sobre la superficie del agua y sus olas tienen una ritmicidad que usualmente es de 20 segundos y como máximo suelen propagarse unos 150 metros tierra adentro.