13/08/2022
06:26 PM

Más noticias

TSC insta a investigar corrupción militar en construcción de aeródromos

En un hilo de cuatro tuit el presidente del Tribunal Superior de Cuentas reaccionó ante la investigación en la que LA PRENSA y EL HERALDO desvelaron irregularidades millonarias en sobrevaloración de aeródromos

Tegucigalpa, Honduras.

El presidente del Tribunal Superior de Cuentas (TSC), Roy Pineda Castro, se manifestó preocupado, pero con la disposición de que investiguen a funcionarios de este ente que estén involucrados en la irregular auditoria que se ejecutó en la construcción de aeródromos en Río Amarillo en la que una investigación de EL HERALDO Plus y LA PRENSA Premium desveló corrupción militar.

Entre las irregularidades que cotejó este equipo periodístico se evidenció que para la construcción del aeródromo de Río Amarillo, en Copán, valorado en 335,715,925.86 lempiras, 43,789,033.81 correspondían al Impuesto Sobre Ventas (ISV), de lo cual los militares estaban exentos.

“Recibimos de las Fuerzas Armadas de Honduras (FF AA) la cantidad de 104,710,575.72 lempiras, valor que nos corresponde en concepto de la estimación No. 02 del período comprendido del 16 de enero de 2015 al 15 de mayo de 2015 para la ejecución del contrato construcción del aeródromo de Río Amarillo”, dice el contrato de construcción que auditó el TSC.

Y no solo esto, sino que ingenieros consultados por EL HERALDO Plus y LA PRENSA Premium hicieron hincapié en el precio pagado por la construcción de la terracería, pues el terreno era plano, por lo que el destronque, la limpieza, remoción de la tierra y excavaciones era poco.

Además, las Fuerzas Armadas pusieron el cemento para el tiraje de la carpeta hidráulica y esto no se restó al momento de la liquidación.

Lea también: Corrupción militar sobrevuela en aeródromos de Honduras

TSC pide investigar

Ante estas evidencias, y otras, Roy Pineda Castro, titular del TSC, puso “desde esta presidencia, la disposición de que se realicen las investigaciones necesarias no sólo en este caso sino en todos los que tengan indicios de corrupción de parte de funcionarios o empleados del @TSCHonduras”.

”Recientemente instruí que se establezca un control en la designación del personal que integra equipos de auditoría, sus declaraciones de conflicto de intereses e independencia. Deben establecerse procedimientos para asegurar que los auditores cumplen los requerimientos éticos”, escribió en un hilo de cuatro de Tuits.

En el primero de ellos, adjuntó la portada de este lunes de Diario EL HERALDO y escribió que “son preocupantes los reiterados cuestionamientos de falta de ética, independencia y objetividad en la labor que realizan algunos auditores del @TSCHonduras”.

Esta es la reacción después de que dos fuentes militares recordaron a este equipo periodístico que el Tribunal Superior de Cuentas (TSC) auditó el proyecto de Río Amarillo, pero sostuvieron que la investigación no fue tan objetiva, razón por la cual no se ha firmado y notificado.

EL HERALDO Plus y LA PRENSA Premium verificaron la existencia de al menos dos de los auditores mencionados por los militares, incluso fuentes a lo interno del TSC confirmaron qué sí existe la auditoría concluida, pero que se desconoce por qué no ha sido notificada.

Además, Pineda Castro etiquetó a la Unidad Fiscal Especializada Contra Redes de Corrupción (Uferco), como un llamado para que se abra una investigación que permita aclarar el caso.