12/08/2022
06:40 AM

Más noticias

“Los L43 millones del impuesto sobre la venta se devolvieron a la SAR”

El ingeniero y gerente general de Cordon’s Heavy Equipment, Juan Carlos Cordón, atendió vía teléfono al equipo de LA PRENSA Premium.

Tegucigalpa, Honduras.

Juan Carlos Cordón, gerente general de Cordon’s Heavy Equipment, conversó con el equipo periodístico de LA PRENSA Premium y El Heraldo Plus sobre la relación contractual de su empresa con las obras de construcción y rehabilitación de los aeródromos. Las obras en general tienen un precio por unidad, por cada ítem.

O sea, si es asfalto, si es base, si es subbase, si son materiales selectos, todo eso tiene su precio y esos son accesibles, deben estar ahí y deben ser comparados con cualquier tipo de obras iguales o similares, dijo Juan Carlos Cordón, gerente general de Cordon’s Heavy Equipment. Así respondió el empresario ante las consultas sobre la construcción de cuatro pistas entre el año 2014 y 2017.

Luego de que usted terminó la construcción de las pistas de Río Amarillo, Tela, Gracias y Choluteca, ¿su constructora construyó otras obras para los militares?

Hicimos unas obras pequeñas en el Segundo Batallón de Infantería, pero era el complemento de una nivelación para la pista de donde están los paracaidistas, pero era pequeño eso. Más que eso, era asistencia técnica para que ellos pudieran completar unas pistas que se necesitan para los ejercicios de los tesones, paracaidistas y fuerzas especiales.

¿Cuántas obras fueron?

Solo fue ayuda de equipo de topografía y nivelación que se les prestó, se les apoyó. Porque el Batallón de Ingenieros, de hecho estos aeropuertos fueron hechos por el Ejército. Nosotros lo que les dimos a ellos fue el complemento de la ayuda técnica; es decir, profesionales, ingenieros y equipo, ya que las Fuerzas Armadas no tenían la capacidad logística total para hacer la obra en el tiempo que la requerían, que era un tiempo bastante corto y que estaba, por ejemplo, cada aeropuerto tenía una razón de ser. Por ejemplo, cuando se reparó el aeropuerto de Tela era un aeropuerto que ya existía, era un aeropuerto que estaba abandonado y que estaban queriéndolo activar para hacer la conexión de los turistas, incluso me acuerdo que en esa fecha, si mal no recuerdo, había un Campeonato Mundial de Golf.

¿En ese proyecto se volvió a hacer toda la pista o destruyeron la vieja e hicieron una nueva?

La pista estaba destruida, lo que se hizo fue aprovechar casi todo lo que estaba de la base vieja para no tener que jalarla y tener que mejorarla con un solo cemento. Ese proceso está bien documentado y fue bastante transparente porque participaron las fuerza vivas, estaban ahí todos mirando el proceso.

En total fueron cuatro las pistas que ustedes construyeron, ¿recuerda cuánto les costó el proyecto en total o fueron proyectos individuales?

No, todos los proyectos fueron individuales y de acuerdo con la magnitud del proyecto estábamos con los costos de los aeropuertos. La magnitud y el alcance de los proyectos está al alcance de ustedes los periodistas.

¿Cree que por esas obras les pagaron el precio justo por cada una de ellas, ingeniero?

Nosotros en cuestión de precio justo no era el tema, sino que lo que sucede es que las obras en general tienen un precio por unidad, por cada ítem. O sea, si es asfalto, si es base, si es subbase, si son materiales selectos, todo eso tiene su precio y esos son accesibles, deben estar ahí y deben ser comparados con cualquier tipo de obras iguales o similares (...) De todo eso existen los documentos para que puedan abocarse, el Estado Mayor Conjunto está a la disposición de entregar toda la documentación porque todas estas cosas están documentadas.

En una presentación primera que les hicieron a los militares de los proyectos daban costos más bajos y luego salen valoradas en otro costos, más altos, ¿qué pasó ahí?

No, no, no, no. Yo creo, y si algo tiene esa información, creo que es una información no correcta. Mire, los precios que nosotros les dimos a las obras, es más, están documentados y están declarados en nuestras operaciones como tal. Esta empresa tiene libros abiertos. No podemos tener doble moral ni doble facturación. Nunca. Esta es una empresa muy seria en esa parte y en cuestión de calidad estaba sujeta al control de calidad de las mismas Fuerzas Armadas y sujeta a cualquier verificación de cualquier colegio. Por ejemplo, en Tela no hubo cortes masivos de terracería, hubo mejoramiento de la subrasante; en Río Amarillo no, en Río Amarillo hubo corte masivo de montaña para buscar nivelar la tierra.

¿Por qué no se dedujeron las más de 25,000 bolsas de cemento que les proveyó el Estado a través de la Sedis?

No, no, no, no. Creo que les han dado mala información también. Está documentado cada rastra utilizada con su justificación requerida para la obra, y aparte de eso cada rastra retirada tiene también acuso de recibo, de recibida, cualquier cantidad de cemento que no fue recibida en el sitio nosotros nos podemos dar cuenta de eso.

Respecto a la deducción de L43 millones del impuesto sobre la venta del costo total del proyecto de Río Amarillo, ese dinero fue trasladado a la SAR, ¿qué pasó con el dinero?

En primer lugar, los proyectos de gobierno no tienen por qué tener impuesto sobre venta, por un error de ellos, no nuestro, depositaron un dinero de impuesto que no tenía... Cuando ellos hicieron eso fuimos a la SAR y le dijimos: por error han depositado esto y queremos saber cómo legalmente esto se puede enmendar, para que no nos vaya a causar ningún perjuicio ni le cause perjuicio al Estado, y fue devuelto.

¿Han realizado varios proyectos con el Gobierno?

Fíjese que ante la magnitud de la empresa, creo que esta es la empresa que menos ha trabajado con el Gobierno, más bien. Con la magnitud, usted vino a nuestro plantel y vio la empresa de qué tamaño es y hemos trabajado dentro y fuera del país, pero con el Gobierno que pasó hicimos varias obras que fueron licitadas y entregadas en tiempo y forma. Incluso ahorita terminamos la reparación de la autopista (La Lima-El Progreso-SPS) y terminamos la reparación del puente del Canal Maya, no sé si estaba al tanto usted de que ese puente estaba quebrado después del Eta y Iota. Y sigue el otro fracturado, se tiene que reparar y no hay fondos (...)