18/04/2024
04:25 PM

Héctor Zelaya presidirá comisión del tren interoceánico

Héctor Zelaya, secretario privado de la presidenta de Honduras, Xiomara Castro, presidirá la comisión gubernamental que buscará hacer el tren interoceánico.

Tegucigalpa, Honduras

El gobierno de Honduras recibió este miércoles 14 de febrero de 2024 a una comitiva de Estados Unidos a los que presentó el proyecto de tren interoceánico que uniría el océano Pacífico con el Atlántico.

La reunión fue entre la comitiva estadounidense y la recién conformada Comisión Nacional del Ferrocarril Interoceánico del gobierno, creada en consejo de ministros y encargada de llevar a la realidad el proyecto.

Buscan fondos para actualizar estudios de tren interoceánico

La Comisión estará presidida por un comisionado y se ha conocido que Héctor Zelaya, hijo mayor de la presidenta y su secretario privado, será quien encabezará dicha Comisión.

En el encuentro se plasmó por parte de la comitiva de Estados Unidos el interés es apoyar el proyecto junto a financiar los estudios de factibilidad.

Países interesados en tren interoceánico

El proyecto de tren interoceánico está valorado en al menos 20 mil millones de dólares y se desarrollaría no menos de tres períodos presidenciales.

Los países que han mostrado el interés hasta el momento son Estados Unidos, China, Italia, España, Japón, Corea del Sur y Qatar.

La comisión presidencial creada en consejo de ministros, y que ahora la dirigirá Héctor Zelaya, se encargará de obtener el financiamiento, los permisos y autorizaciones públicas necesarias; realizar los diseños de construcción, ejecutar la construcción y la operación junto a la gestión del tren interoceánico.

Se prevé que el tren interoceánico sirva de paso para cargueros con capacidad mayor a las 300 mil toneladas, así como el paso de 10 mil contenedores en 24 horas.

A su vez, la líneas ferroviarias rondarían los 440 kilómetros lineales por 250 kilómetros de ancho.

Entidades financieras como el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) ya ha puesto a disponibilidad del gobierno $200 millones para estudios del diseño conceptual y prefactibilidad técnico-financiera; así como impacto ambiental y gestión de riesgo.