05/12/2022
07:33 AM

Más noticias

Trasladan en avión presidencial cuatro cuerpos repatriados desde México

Los cuerpos correspondían a tres hombres y una mujer, originarios de Francisco Morazán, Comayagua y Yoro.

Tegucigalpa, Honduras.

Autoridades de la Cancillería hondureña coordinaron en las últimas horas el traslado de cuatro cuerpos repatriados desde México a través del avión presidencial.

El avión aterrizó en la Base Aérea Hernán Acosta Mejía, de Tegucigalpa, con los cuerpos de tres hombres y una mujer, originarios de Francisco Morazán, Comayagua y Yoro.

“Me siento feliz de que mi familiar venga al país, que lo podamos enterrar, pero también siento tristeza porque es un dolor muy grande perder a un ser querido y más en esas condiciones, lejos de su país, pero solo Dios sabe por qué suceden las cosas”, expresó Marta Helena Hernández, de Comayagua, quien es pariente de uno de los cuatro compatriotas fallecidos.

Hace cuatro meses su pariente se fue hacia el norte acompañado de un primo, iban en búsqueda de un mejor futuro, quería llegar a Estados Unidos, dejando atrás a tres hijos menores de edad.

“Me siento bien porque no es fácil traer a alguien de otro lugar, los familiares son demasiado pobres, pero ahora con la ayuda del Gobierno se trajeron a mi primo y le daremos cristiana sepultura, no importa cómo sea que venga repatriado, pero hay que dar gracias a Dios por lo bueno y lo malo que nos sucede”, manifestó una pariente que pidió omitir su nombre.

Su prima decidió realizar la ruta migrante hace dos meses, ilusionada en mejorar la vida de sus padres y la de sus hijos: una niña de 3 años y un varón de 16. Antes de partir hizo la promesa de ganar dinero para comprar una prótesis a su papá, a quien le amputaron una pierna por falta de dinero para medicamentos; sin embargo, el drama para esta familia continúa porque les informaron que un sobrino falleció hace dos días en Arkansas, al caer de un tercer piso mientras realizaba labores de construcción.

Lastimosamente, ahora el joven se suma a la lista de hondureños que requerirán ser repatriados desde Estados Unidos de América. Es el tercer vuelo en su clase y con él se concluye el traslado de todos los restos de los compatriotas que estaban en espera en México.

Familiares reaccionaron desconsolados al mirar los ataúdes donde yacían los cuerpos de sus seres queridos.

La presidenta hondureña Xiomara Castro dispuso el uso del jet presidencial para trasladar a los connacionales que por distintas razones han perdido la vida fuera de nuestras fronteras patrias.

El embajador Eduardo Enrique Reina, secretario de Relaciones Exteriores, y Antonio García, vicecanciller de Asuntos Consulares y Migratorios, informaron que continúan realizando las diligencias apropiadas para identificar a los compatriotas fallecidos y que sus restos sean regresados a Honduras.

En fecha posterior se estará avisando acerca del siguiente vuelo del jet presidencial, que trasladará a hondureños fallecidos en Estados Unidos.