Tegucigalpa, Honduras

Las autoridades municipales del Distrito Central prometen que a más tardar en marzo de 2020, comenzará a funcionar el polémico proyecto de Bus de Transporte Articulado (BRT) o Trans-450, y aseguran que el retraso se debe a que no se decide si las obras pendientes se ejecutarán con $8 millones de un crédito internacional o las harán con fondos nacionales.

Para recordar
El exalcalde Ricardo Álvarez inauguró la sección del Supermercado La Colonia- colonia Kennedy, pero nunca entró en funcionamiento porque faltan otras obras.

“Los procesos de contratación y procesos de construcción tardan un tiempo bastante holgado, puede ser menos, la situación es que hay decisiones de readecuación de los préstamos”, dijo Eduardo Pavón Cámbar, coordinador de la Unidad de Gestión de Proyectos de la Alcaldía.

El Trans-450, que cuesta unos 50 millones de dólares, se empezó a construir en 2012 en la primera gestión (2006-2010) de Ricardo Álvarez. Debía culminar en 2017, pero se hicieron varios cambios en el diseño que impidieron cumplir con el compromiso, entre otras razones.

El financiamiento del proyecto surge de tres fuentes, cada una destinada a una obra distinta.

El ramal que lleva de Emisoras Unidas a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, de 2.9 kilómetros en el bulevar Suyapa, fue financiado con un crédito de $10 millones por el Banco Centroamericano de Desarrollo.

El tramo que se edificó desde el Estadio Nacional a la colonia Kennedy (en dos secciones de 6.2 kilómetros en total) fue financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con un préstamo de $30 millones. Esta parte de la obra quedó inconclusa porque no se culminó una terminal frente al estadio debido a que se hicieron varios cambios en el diseño de la vía.

El contratista suspendió la construcción de la terminal en 2014. Ese mismo año, el exalcalde Ricardo Álvarez inauguró la sección de supermercados La Colonia a la Kennedy, aunque nunca ha funcionado.

La actual administración edilicia demolió parte de la obra para construir otras adicionales, lo que significó otra demora.

Con fondos nacionales

La edificación del patio taller en la colonia Kennedy se debía hacer mediante un crédito de $8 millones aprobado en 2015 por la Organización de Países Petroleros.

El funcionario explicó que el patio taller no se hizo en el tiempo previsto porque la Alcaldía tuvo dificultades para poner a disposición el predio adonde se levantaría, por problemas legales.

Ahora el Gobierno ha garantizado que donará el terreno donde se encuentra el Instituto Hondureño de Mercadeo Agrícola para que se construya ahí ese edificio.

No obstante, la Alcaldía pretende reorientar ese préstamo para que se use en otras obras viales y se apruebe una partida combinada de fondos edilicios y del Gobierno para la construcción del patio taller, indicó Pavón. “En lugar de destinar los $8 millones de esta obra (patio taller) se pueden redestinar a otras y emplear una mezcla de fondos nacionales con municipales para terminar lo que falta”, dijo. La Secretaría de Finanzas debe aprobar este cambio.

BID

Eduardo Márquez Almeida, representante del BID, aseguró a inicios del mes que contrario a lo que se ha venido denunciando, el BID puede garantizar que el dinero del Trans 450 se manejó con transparencia y en la ejecución de las obras convenidas en la administración de Ricardo Álvarez. El funcionario internacional lamentó que las obras faltantes del moderno proyecto de transporte público de la capital se encuentren paralizadas y enfatizó que el interés del BID es que se termine y que la gente pueda beneficiarse del mismo.

Exregidor: “No hubo una correcta planificación”

El exregidor del Distrito Central, Carlenton Dávila, es del criterio que la construcción del proyecto Trans-450 ha estado plagada de una falta de planificación y por esa razón no ha comenzado a operar.

“Los cambios de diseño son muestra de que no hubo la correcta planificación, fueron cambios que han afectado el proyecto”, aseguró.

También lamentó que se tuviera que demoler una parte del Trans-450 para reubicar tuberías porque se instalaron en sitios no adecuados.

Dávila fue regidor de oposición en la Alcaldía capitalina por el Partido Anticorrupción en el período 2014-2018. La obra ha recibido críticas de parte de la población que la esperaba terminada el año pasado.