San Pedro Sula, Honduras.

Con un promedio de cuatro vuelos semanales, con más de cien compatriotas en cada uno, las autoridades del Centro de Atención al Migrante Retornado (CAMR) prevén que la cifra cerrará con más de 40 mil deportados vía aérea este año.

En un tercer vuelo llegaron al CAMR hace dos días unos 135 hondureños que fueron deportados de Estados Unidos, con lo que se alcanzaron 520 repatriados en lo que va de esta semana.

Las autoridades informaron que hay dos vuelos más programados para hoy con unos 135 deportados cada uno.

Sor Valdette Willeman, directora del CAMR, aseguró que este año cerrarán con más de 40 mil deportaciones vía aérea, lo que representa 2 mil más que el año anterior.

“Las deportaciones de mujeres han aumentado en un 4% en relación con el año pasado. Las deportaciones de hombres han subido un 8%”, indicó.

En lo que va de 2014, ya se contabilizan 30,842 deportaciones de hondureños, en su mayoría de 18 a 35 años. Los menores retornados desde Estados Unidos ya han sido 292 vía aérea; deportados vía terrestre desde México ya se contabilizan más de 8 mil.

“El último vuelo de unidades familiares fue en septiembre. Estamos esperando la llegada de otra unidad familiar. Creo que Estados Unidos está analizando toda la situación de los niños”, agregó.

Willeman detalló que todos los años después de septiembre se observa una baja en la llegada de deportados, debido a que muchos prefieren pasar las fiestas navideñas en el país y emprender el camino hacia el sueño americano en enero.

Vamos a llegar a los 40,000 deportados (vía aérea), porque faltan tres meses todavía”, vaticinó la religiosa brasileña.

Algunos compatriotas que han sido retornados han tenido más de 10 años de vivir en Estados Unidos.

“Las autoridades ya presentaron un nuevo pedido de renovación del TPS (Programa de Protección Temporal) y yo les pido a los inmigrantes que aprovechen la oportunidad”, enfatizó.

Sin importar los múltiples riesgos a los que se enfrentan durante la ruta, los repatriados no se detienen en su lucha por llegar al país de las oportunidades. Los que más emigran provienen de Cortés, Yoro y Francisco Morazán.

Se estima que el 50% de los migrantes retornados intentan de tres a siete veces cruzar de nuevo la frontera de México hacia Estados Unidos.

Como parte de un programa de reinserción laboral el Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop) ha logrado inscribir a más de 3 mil deportados en los diferentes cursos que ofrece la institución de forma gratuita en el centro educativo de San Pedro Sula.

“Las capacitaciones con más demanda son Mecánica Automotriz, Belleza, Electricidad y Electrónica”, declaró Yolani Paz, encargada del proyecto del Migrante Retornado.