09/12/2022
12:43 AM

Más noticias

Entre sollozos reciben a los seis migrantes fallecidos en tráiler en Estados Unidos

  • 22 julio 2022 / 22:57 PM /

Cancillería ayer repatrió los cuerpos de Margie Paz, Alejandro y Fernando Caballero, Adela Ramírez, Jazmín Bueso y Belkis Anariba, casi todos serán enterrados hoy en sus comunidades.

San Pedro Sula

Lágrimas, abrazos y sollozos de profundo dolor invadieron a los familiares de los seis migrantes hondureños fallecidos al interior de un contenedor en San Antonio, Texas, a su arribo ayer al país.

Los cuerpos de Margie Tamara Paz, Alejandro Miguel Andino Caballero, Fernando José Redondo Caballero, Adela Betulia Ramírez Quezada, Jazmín Nayarith Bueso Núñez y Belkis Esmeralda Anariba Cáceres llegaron en un vuelo comercial al aeropuerto Ramón Villeda Morales tras 25 días de angustiosa espera para sus familias.La operación de traslado fue coordinada por la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Entre el 19 y 21 de julio fueron trasladados cada día dos cuerpos de Houston al Aeropuerto Internacional de Miami para llegar a tierras catrachas en un vuelo de conexión Miami-San José, Costa Rica- San Pedro Sula. El impacto en los familiares al ver los féretros protegidos en cajas blancas fue desconsolador.

La Tragedia

El 27 de junio en San Antonio, Texas, Estados Unidos, fue encontrada una rastra con contenedor, en el cual en su interior contenía a 67 migrantes apiñados, de los que 53 murieron por asfixia y sufrieron sus últimos momentos en angustia; entre ellos, los 6 catrachos.

La primera en ser subida al carro fúnebre fue Jazmín Bueso, y en ese momento muchos de sus familiares se desplomaron por la tristeza de ver a esta mujer de 37 años regresar sin vida del frustrado sueño americano.

“Esta es una tragedia. Jazmín era una joven llena de vida, que había sido separada de su trabajo en la maquila y padecía lupus. Se fue a Estados Unidos porque buscaba una vida mejor y hoy lamentablemente hemos venido a recibir su cuerpo, deja un hijo huérfano”, comentaron sus tíos Manuel Rodríguez Bueso y Juan José Rodríguez Bueso.

Posteriormente se entregó el cuerpo de Adela Ramírez a Betulia Machado Aguilar, tía sanguínea pero madre de crianza, quien al ver el féretro se quebró en llanto.

“Esta es cosa del destino lamentable. Damos gracias al Gobierno que nos apoyó para repatriar a mi sobrina, nosotros no hubiéramos podido. Ella llevaba la idea de llegar, reunirse con su madre y hermanas y comprar su casita trabajando, pero Dios tenía otros planes. La vamos a enterrar en cementerio Campo Dos de Cuyamel el domingo en la mañana. Lo último que me dijo fue que fuera feliz y que no me preocupara”, comentó.

Las autoridades luego entregaron los restos de Belkis Esmeralda Anariba a su hermano Amílcar Anariba.

“Era una gran mujer, la única hermana de cinco varones, eso era lo más especial. Juntos trabajamos como delegados de la Iglesia Católica en nuestra aldea en Yoro. Ella se imaginaba llegar a Estados Unidos, pero sucedió esto, y es lo mejor porque es el encuentro con Dios. Ella era muy trabajadora y era maestra, laboró en una escuela por un tiempo; pero no le dio financieramente”, comentó Amílcar Anariba.

Hermanos

El alcalde de Las Vegas, Santa Bárbara, Víctor Hugo Tejada, en representación de las familias dolientes, fue el último en recibir los cuerpos de Angie Paz y los hermanos Alejandro y Fernando Caballero, quien también al ver a estos veinteañeros en cajas no pudo contener el llanto y exigió al Gobierno de Honduras fuentes de empleo.

“Todos alguna vez nos hemos animado a tomar la mochila y emigrar, vemos las caravanas que salen, hoy nos ha tocado este episodio que nos hace reflexionar. Pedimos a Estados Unidos que cambien las políticas migratorias y al Gobierno de Honduras que impulse la agricultura en el interior y las fuentes de empleo. Esto es duro, pedimos fuerza para las familias, no tengo ni palabras. No sé que les diré para entregarles a sus hijos, eran muchachos virtuosos; Fernando con un gran talento para el fútbol y Angie y Alejandro eran todos unos profesionales egresados de la universidad”, comentó el alcalde entre lágrimas.

Este funcionario detalló que los tres jóvenes serán sepultados en el municipio de Las Vegas este día.

Entre sollozos reciben a los seis migrantes fallecidos en tráiler en Estados Unidos

Repatriación

El canciller Eduardo Enrique Reina informó que el valor de la repatriación de los seis hondureños fue de 28,200 dólares, absorbidos en su mayor parte por el Gobierno. Y precisó: “No es un número como cifra ni estadística.Son seres humanos, seis compatriotas que perdieron la vida al permanecer encerrados en el interior de ese tráiler. Hoy, sus restos regresan a su familias para que les den cristiana sepultura.Lamentamos que los hondureños sean víctimas del tráfico de personas, de grupos que violentan sus derechos”, dijo.

Aclaró que solamente son estos seis los hondureños fallecidos del total de 53 personas de distintas nacionalidades que expiraron en el hecho y desvirtuó que hubiera otros pendientes de reconocimiento forense.Informó que respecto a la demanda de familiares que esperan que sus parientes fallecidos sean traídos de diversos países, especialmente de Estados Unidos, sí se harán las gestiones necesarias y se irán trayendo al país depende de cómo se van resolviendo los reconocimientos científicos y de documentación por parte de las autoridades de cada localidad.

Por otro lado, el fondo de Solidaridad para el Migrante Hondureño no ha sido desembolsado, mismo que es necesario para repatriar a más de 50 cuerpos que están en espera, así como para pagar los créditos pendientes en funerarias en todo el mundo.