29/09/2022
08:33 AM

Más noticias

Salud liderará 3,000 operativos para eliminar al Aedes aegypti

Tegucigalpa, Honduras.

Si no hay zancudo, no hay zika. Es por eso que ayer se intensificaron las acciones para matar al mosquito culpable de provocar también dengue y chikungunya.

Las jornadas comenzaron en las escuelas y colegios de todo el país y se calcula por parte de Salud que son más de tres mil los trabajos de limpieza y prevención que efectuarán esta semana.

Yolani Batres, titular de Salud, afirmó que el estado de emergencia no representa la compra directa de medicamentos, sino de maquinaria que facilite la ejecución de las jornadas de limpieza y fumigación.

“Quiero aclarar a la población, no vamos a hacer compras directas de medicamentos, en estos momentos tenemos los materiales para la detección de los casos, lo que sí se debe comprar son las máquinas para la fumigación”, dijo Batres.

Agregó que en la declaración de emergencia no está considerado el aumento a los L250 millones que ya están asignados para el combate de la enfermedad.

Foto: La Prensa



Frente común

La Secretaría de Trabajo pondrá a disposición al menos 3,000 personas para los trabajos de prevención. El zika es una enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti que produce dolor de cabeza, alergia y conjuntivitis.

Las jornadas incluyen labores de limpieza, eliminación de los criaderos del zancudo y aplicación de abate.

Ayer, el titular del Poder Ejecutivo, Juan Orlando Hernández, se reunió con alcaldes, empresarios, directores de medios de comunicación y el Consejo de Seguridad y Defensa para poner en marcha el plan de combate que rectora la Secretaría de Salud.

En la jornada también participó la representante en Honduras de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Ana Treasure, quien en conjunto con la ministra de Salud, Yolani Batres, explicaron por qué este virus atenta contra la vida de toda la ciudadanía. En su discurso, Hernández pidió a los sectores unirse a las masivas campañas de limpieza y erradicación de criaderos de zancudos que deberán desarrollarse en los 298 municipios con el apoyo de patronatos, iglesias y demás sociedad.

Dijo que a esta lucha se sumarán los 200,000 empleados públicos.

“Hoy se nos viene un problema serio a raíz del cambio del clima, el zancudo que transmite el dengue, hoy transmite el chikungunya, pero lo que nos tiene alarmados y en emergencia nacional es el mosquito que también transmite la enfermedad que se llama zika”, expresó.

El viceministro de Salud, Francis Contreras, expuso ante el pleno del Congreso Nacional, las estadísticas sobre esta enfermedad y las medidas de prevención y reveló que el zika ha tenido una evolución verdaderamente explosiva en las últimas cuatro semanas de enero de 2016, en que se han registrado más de 3,000 casos.