08/08/2022
11:49 AM

Más noticias

Proponen prohibir venta de cigarros electrónicos a menores de 18 años en Honduras

la multa será de al menos 10 salarios mínimos a cualquier persona que incumpla con la normativa.

Tegucigalpa, Honduras.

Un proyecto fue presentado a la cámara legislativa por el diputado de Libertad y Refundación (Libre) Samuel Duarte y turnado a la comisión de salud del Congreso Nacional, el cual va encaminado a reformar el artículo 42 de la ley especial para el control del tabaco.

El parlamentario expresó a Grupo Opsa que “en los últimos dos años se ha aumentado preocupantemente el uso de los cigarros electrónicos, especialmente en los colegios el proyecto va dirigido a crear algún tipo de control en la venta de estos artefactos para la juventud hoy en día no existe un control”.

Multas podrían ser aplicadas a quienes incumplan con la medida.

Declaró que “según estudios estos son altamente dañinos para nuestros jóvenes incluso más que el propio cigarro, cada vez se incrementa más el uso en jóvenes menores de 18 años en nuestro país.

La idea del proyecto es que estos artefactos sean regulados de igual manera que los tabacos y se prohíba la venta a menores, estamos pidiendo dentro del proyecto penalizaciones a quienes incumplan esta norma y vendan a menores”.

El proyecto de ley presentado a la cámara legislativa, establece que la multa será de al menos 10 salarios mínimos a cualquier persona que incumpla con la normativa y continúe con su distribución a menores de 18 años de edad, además de responsabilidad civil y penal a que hubiere lugar en derecho.

VAPEAR

Según indica la Asociación Española contra el Cáncer, el hecho de que los cigarrillos electrónicos no necesiten combustión no significa que no contengan elementos tóxicos para la salud. Además, la mayoría tiene nicotina, provocando efectos negativos a nivel cardiovascular y respiratorio.

Otro de los argumentos utilizados en contra de esta forma de fumar es que los vapeadores llevan poco tiempo en el mercado y no se puede conocer a ciencia cierta si a largo plazo son perjudiciales para la salud. De hecho, se sabe que los cigarrillos electrónicos contaminan menos el aire que el tabaco tradicional, pero igualmente lo hacen.

Lo único positivo es que ayuda a dejar de fumar pero, según indican los expertos, hasta la fecha no existe ningún estudio que afirme que vapear sea una buena herramienta para dejar de fumar. Además, el hecho de poder hacerlo en lugares en los que está prohibido fumar, puede ser contraproducente.