Tegucigalpa, Honduras.

Hace 16 días el Consejo Nacional Electoral (CNE) envió al Congreso Nacional el presupuesto especial para desarrollar las elecciones generales del próximo 28 de noviembre; sin embargo, el presupuesto aún no ha sido aprobado por los diputados.

El presupuesto requerido para los comicios generales es de 1,661.9 millones de lempiras, de los cuales, el 51.53% (L856 millones) serán utilizados en la adquisición de equipo tecnológico con el que se espera tener certeza y rapidez de los resultados electorales.

De los 856 millones de lempiras del componente tecnológico, el CNE utilizará 811 millones para los lectores de huella que habrá en las más de 18,000 juntas receptoras de votos, la transmisión de resultados preliminares y el escrutinio general de actas y el sistema de censo.

LEA: Acuerdan promocionar a Honduras como destino de inversión, comercio y turismo

El resto del dinero será usado para la creación de un centro de atención y solución de problemas y para configurar los equipos tecnológicos en cada una de las juntas.

El CNE tiene hasta el martes 27 de julio para contratar la empresa que dará los servicios para la transmisión de resultados preliminares tres horas después de las votaciones, tal como lo establece la Ley Electoral, es decir, que los diputados del Congreso deben aprobar el presupuesto antes de esa fecha para que se contrate la empresa.

El vicepresidente del CN, Enrique Yllescas, expresó ayer que no existen condiciones para aprobar el presupuesto que está solicitando el CNE para garantizar la transparencia en las próximas elecciones generales. “Referente al tema, el dinero que está pidiendo el Consejo Nacional Electoral, en este momento, creo que no hay condiciones para poder darlo”.

Agregó que debido a los problemas por los que atraviesa la economía del país limita la aprobación de la cantidad solicitada por el organismo electoral.

La diputada Doris Gutiérrez indicó que los partidos minoritarios no conocen aún del presupuesto que solicitó el Consejo. “Como bancada no hemos sido llamados, ni conocemos la propuesta del CNE, ni los detalles de cómo será usado el dinero”, dijo la diputada.

La consejera presidenta del CNE, Ana Paola Hall, manifestó que el presupuesto debe verse como una inversión, no como un gasto.