Tegucigalpa, Honduras.

El presidente Juan Orlando Hernández aseguró ayer que los clientes de Banco Continental tendrán la posibilidad de recuperar sus ahorros de una manera progresiva, y señaló que en el caso de los empleados se garantizará el cumplimiento de sus derechos.

Así, el mandatario hizo un llamado a la calma a los clientes y empleados del Banco Continental y les aseguró que en el transcurso de la semana se comenzará a dar respuesta a todos, una vez instalado el liquidador designado a través de la Comisión Nacional de Banca y Seguros (CNBS).

Hernández advirtió además que especular de otras instituciones financieras es delito, por lo que llamó al Ministerio Público (MP) y a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) a vigilar y regular a quienes pretendan desestabilizar el sistema.

La semana anterior, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos señaló a los principales socios del Banco Continental como traficantes de narcóticos conforme a la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico (Ley Kingpin).

“Todos los compromisos que tenía el banco van a ir pasando a otros bancos y eso va a ser normal, esto es lo bueno de la decisión que ya tomó la CNBS, que permite entrar a la normalidad del banco mientras va en el proceso de liquidación”, dijo.

Hernández reiteró que la CNBS determinó la liquidación forzosa de Banco Continental debido a que “allá en Estados Unidos le incautaron, por decirlo así, una buena cantidad de millones de dólares. El banco prácticamente cayó de tal manera que si no se procedía a hacer la liquidación forzosa hubiera contaminado todo el sistema financiero”.

“Ahora que el Estado de Honduras, a través del liquidador, es el que está llevando a cabo las operaciones, la situación empieza en un proceso de normalización.

Así que debemos explicarle a la gente que esto dentro de la presente semana se va a terminar de normalizar para todos”. Reiteró que protegerán el sistema.