24/06/2022
06:29 AM

Más noticias

Policía Nacional y FFAA afinan estrategias para las elecciones generales

El objetivo fue hacer una evaluación permanente estableciendo algunos niveles de riesgo y desarrollando operaciones de manera conjunta.

Tegucigalpa, Honduras.

Con el objetivo de coordinar sobre las articulaciones orientadas a mantener la tranquilidad previos a las elecciones generales 2021, la Policía Nacional y Fuerzas Armadas sostuvieron una reunión en la ciudad de Tegucigalpa para afinar detalles en materia de seguridad.

La cúpula policial y militar hizo una evaluación estableciendo niveles de riesgo y operaciones de manera conjunta para evitar hechos violentos.

La Policía Nacional en conjunto con las Fuerzas Armadas de Honduras son las encargadas de resguardar la vida de las personas y sus bienes, siendo prioridad para los agentes policiales mantener el orden público en todo momento.

El director de la Policía Nacional, Orbin Galo Maldonado, manifestó que “la institución policial fortalecerá los circuitos de seguridad desarrollando estrategias para mantener la tranquilidad y la paz de los hondureños”.

La Policía Nacional en conjunto con otros entes de seguridad se encuentran listas para garantizar el orden a nivel nacional y así reducir los índices de criminalidad en el país.

Las autoridades dialogaron sobre la problemática de violencia que enfrenta el país.

Al menos 31 asesinatos se registraron en lo que va del año, justo previo a las elecciones generales, aunque las autoridades aseguran que ninguno de estos hechos violentos tiene motivación política.

Francisco Gaitán 861), alcalde y candidato a la reelección en la ciudad de Cantarranas, unos 20 km al este de Tegucigalpa, fue una de las últimas victimas. Recibió un disparo y luego fue rematado en el suelo por un pistolero, mientras participaba en una concentración política.

Gaitán, de amplia popularidad, buscaba su quinta reelección consecutiva. Pertenecía al Partido Liberal (PL), una agrupación opositora cuyo líder Yani Rosenthal quiere ser presidente tras haber cumplido en Estados Unidos una condena de tres años.

“Sumando los cuatro (asesinatos recientes), son 31 muertos” desde el 23 de diciembre del 2020, a causa del “clima polarizado, con líderes que generan mensajes de violencia”, en lugar de propuestas sobre la solución de los problemas del país, dijo la directora del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional, Migdonia Ayestas.

El sábado pasado fue asesinado Elvir Casaña, activista del partido Libre, en Santa Bárbara, noroeste, después de participar en una actividad proselitista.

En las elecciones del 2017, “fueron 12 los homicidios que se cometieron contra actores políticos”, precisó Ayestas.

“No hay voto que valga una gota de sangre de ningún hermano hondureño”, sostuvo el cardenal Óscar Rodríguez en una homilía reciente. “Se está infundiendo miedo en la sociedad: ‘Mejor no salgamos a votar porque habrá violencia’; no, eso sería ser cómplices también de la indiferencia”, lamentó.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras (OACNUDH) dijo que observa “con preocupación las muertes violentas en el contexto electoral”.

Llamó a “llevar a cabo elecciones pacíficas con respeto a los derechos humanos” y condenó “los actos de violencia electoral que afectan el derecho a la participación política”.

“La violencia no tiene cabida en la democracia”, demandó también la Misión de Observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), en un comunicado.

“Asimismo, hace votos por que las autoridades avancen con celeridad en la investigación de estos actos inaceptables y lleven a los responsables ante la justicia”, agregó.

Además de presidente, en las elecciones se escogerán tres vicepresidentes, 128 diputados (con suplentes), 20 diputados al Parlamento Centroamericano (Parlacen) y 298 alcaldías.