La Policía es la que más viola los derechos humanos en Honduras, según un informe oficial.

De acuerdo a los resultados de un estudio del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Conadeh, sólo en 2008 se recibieron más de 9,500 denuncias por violaciones a los derechos humanos en contra de personas particulares y miembros del gobierno.

Según el documento, los miembros de la Policía Nacional destacan como los más denunciados por violar los derechos humanos en el país.

Y es que de las 9,535 denuncias que se recibieron en 2008, 4,881 (51 por ciento) fueron quejas contra la autoridad, la mayoría contra la Policía Nacional Preventiva y la Dirección Nacional de Investigación Criminal, Dnic.

Ramón Custodio, Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, dijo que entre los derechos humanos más violados en 2008, están el derecho a la integridad personal, el maltrato físico y psicológico, el derecho a la vida, el derecho al debido proceso, delitos y faltas de la administración pública, los derechos económicos y el ejercicio indebido de los servicios públicos.

El defensor de los derechos humanos explicó que el año anterior se recibieron 755 denuncias de violaciones contra la mujer cometidas por particulares, siendo los derechos más violados, la violencia física, psicológica y económica.

En el caso de violaciones a los derechos de la niñez, el organismo humanitario recibió 1,278 denuncias cometidas por particulares en su mayoría por maltrato, por omisión y maltrato por transgresión.

“Éste es un organismo que tiene como metodología la restauración más inmediata posible de cualquier derecho conculcado”, manifestó Custodio.

Apoyo

Según el informe, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos también brindó 2,621 orientaciones a igual número de personas en materia penal, familiar, laboral, civil, social, internacional y agraria.

Custodio explicó que ante las numerosas quejas, el año anterior se impartieron jornadas de capacitación dirigidas a miembros de la Policía Nacional Preventiva, las corporaciones municipales, la policía penitenciaria, personal de salud, jueces, docentes y padres de familia.

Todo esto, según Custodio, porque se constituyen en los actores más denunciados por violación a los derechos humanos, por lo que “creemos que estas acciones de promoción social y educación han servido para concienciarlos y disminuir los abusos cometidos a nivel nacional”.

De las 9,535 denuncias recibidas en el 2008, según el Conadeh, fueron resueltas 7,140 que representa el 75 por ciento, de las cuales en un 67 por ciento hubo restitución del derecho conculcado mientras que el 8 por ciento fueron cerradas por otras causas.

En 2008, el Conadeh también participó como observador nacional en las elecciones primarias realizadas en noviembre.