San Pedro Sula, Honduras.

El crecimiento poblacional acelerado de la capital industrial no es únicamente por la migración de personas de áreas rurales, también se debe a la poca planificación familiar.

Las estadísticas del hospital Leonardo Martínez revelan que al año en ese centro asistencial atienden más de 15,000 partos (unos 37 al día). Cada mes, 270 adolescentes dan a luz en ese hospital.

El promedio de nacimientos es de 20 diarios en el Mario Rivas.

La Región Metropolitana de Salud ha identificado que los distritos 13, 15, 17 y 20 son los que menos planificación familiar tienen en la ciudad, basados en el número de métodos anticonceptivos que se han distribuido en los centros de salud.Entre estas zonas se encuentran Armenta, Chamelecón, Calpules, San José del Boquerón, Naco, Buenos Aires, Tomalá y Santa Marta.

“En los 16 centros de salud tenemos disponibles cinco métodos anticonceptivos: pastillas, inyección trimestral, dispositivo intrauterino o T de cobre, Implanón y preservativos, todos gratis”, expresó Lorena Martínez, directora de la Región Metropolitana de Salud.

Martínez añadió que en San Pedro Sula se tiene un registro de 235,096 mujeres en edad fértil y que en muchas ocasiones el personal capta a los pacientes; pero es decisión de cada individuo seguir el tratamiento o aplicarlo.

En enero, 5,803 mujeres se pusieron en control de prevención de embarazos en los centros de salud, 263 en el Leonardo Martínez y 74 en el Mario Catarino Rivas. Además se han distribuido más de 141,302 preservativos, lo que representan un 89% de la meta.

Foto: La Prensa



Hospital

Cora Laínez, coordinadora de la clínica de salud sexual y reproductiva, indicó que para la cantidad de población es insuficiente el número de personas que planifican su embarazo.

“Los pacientes que más atendemos en planificación familiar son del bordo El Pedregal y la Gracias a Dios porque son más cercanas al hospital. Como hospital deberíamos tener más pacientes en programas de control familiar”.

Laínez añadió que el método anticonceptivo más solicitado en el Rivas son las pastillas y la inyección. En 2015 se protegieron 3,215 parejas de una meta de 4,445 parejas y el obstáculo fue que hubo escasez en el abastecimiento de métodos en ese sanatorio.

“Tenemos un convenio con Ashonplafa para que las pacientes que son remitidas del Rivas solo paguen L 200 por la operación para no tener hijos, que tiene un costo promedio de L 4,000”, indicó Laínez.