30/11/2022
12:27 AM

Más noticias

Papi a la Orden diserta en cumbre del Cambio Climático (COP26)

El actual alcalde de Tegucigalpa disertó en el inicio de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en Escocia.

Glasgow, Escocia

El alcalde de Tegucigalpa, Nasry Tito Asfura, expuso en su condición de presidente de las Ciudades Capitales de las Américas frente al Cambio Climático (CC35) y como vicepresidente del Comité Regional de los Gobiernos Locales por la Sostenibilidad (ICLEI), por sus siglas en inglés) para México, Centroamérica y el Caribe.

“Mi nombre es Nasry Tito Asfura, alcalde de Tegucigalpa. Intervengo en nombre de los Gobiernos Locales y Autoridades Municipales Constituyentes ante la UNFCCC en mi calidad de Presidente del CC35 (El Secretariado de Ciudades Capitales en las Américas frente al Cambio Climático) y como vicepresidente del Comité Regional de ICLEI para México, Centroamérica y el Caribe”, comenzó diciendo Papi a la Orden.

“En nombre de todos los líderes de mi región me gustaría elogiar la labor y con quienes hemos trabajado muy de cerca desde 2019”, aseveró Papi, al tiempo que recordó que hace casi dos años, en Madrid, “la circunscripción LGMA expuso su visión hacia una COP de acción multinivel en Glasgow y haremos lo mismo hacia la COP27”.

El también candidato a la Presidencia por el Partido Nacional subrayó que “en los últimos 2 años, la pandemia de coronavirus hizo que el mundo recordará el valor de la solidaridad global, y el poder de la colaboración entre todos los niveles de gobierno como la solución a todas las emergencias de salud, clima y naturaleza”.

Informó que han impulsado la Alianza Legislativa por la Emergencia Climática en las Américas con el PNUD, para lograr una agenda legislativa común de todas las capitales de nuestro hemisferio.

Recordó que en París, la comunidad climática reconoció la importancia de la colaboración entre todos los niveles de gobierno.

“Esto significa que se canalicen recursos legales, técnicos y financieros adicionales a los gobiernos locales y regionales para que una acción climática justa, ambiciosa, resiliente y transformadora sea una realidad para todas las comunidades en todos los países a través de un esfuerzo de colaboración”, expresó Papi a la Orden.

Por último, aseveró que a partir de ahora, solo si las naciones colocan a las ciudades y regiones en la mesa de las decisiones del destino de la humanidad, “habrá esperanza”, pero “que quede claro que los gobiernos locales no seguiremos esperando la inacción de los gobiernos nacionales ni llevaremos a nuestros habitantes a un punto de no retorno, si es necesario seremos los verdaderos garantes del Acuerdo de París.