02/02/2023
06:00 PM

Más noticias

Padilla Sunseri puede ser condenado a 11 años de cárcel

  • 21 julio 2015 / 11:07 AM /

San Pedro Sula, Honduras.

El juicio oral y público contra el exalcalde Rodolfo Padilla Sunseri fue reanudado ayer después de 21 días de haber sido suspendido.

El exjefe de la comuna sampedrana está acusado por suponerlo responsable de abuso de autoridad y malversación de caudales públicos.

De encontrarse culpable, Padilla Sunseri puede ser condenado a la pena de 11 años.

Al debate asistió también Serapio Umanzor, exdirector de Estrategias y Comunicación, encausado por presunta malversación de caudales públicos y uso de documentos públicos falsos. Otro de los enjuiciados es el exauditor interno Luis Alonso López Euceda, acusado por abuso de autoridad, malversación de caudales y falsificación de documentos públicos.

También está procesado por malversación de caudales públicos y uso de documentos públicos falsos el extesorero Marco Antonio Bermúdez Wills.

Los encartados, según la acusación que formuló el Ministerio Público, malversaron L4.2 millones al crear varios contratos de limpieza vial que no fueron ejecutados, pero que sí se cobraron.

Según la Fiscalía, el dinero de los contratos era cobrado por terceras personas y depositado en las cuentas personales de los enjuiciados.

Pruebas

El debate se había suspendido debido a que una perito forense que debía rendir su declaración sobre un informe de auditoría que realizó a varios documentos, entre ellos cheques y contratos, estaba fuera del país.

La testigo llegó ayer y se sometió al interrogatorio tras exponer las conclusiones del informe ante los juzgadores de la sala 2 del Tribunal de Sentencia.

Además compareció otro testigo, quien relató que durante la administración de Óscar Kilgore los contratos no eran revisados por la gerencia de Servicios Públicos, mismo procedimiento que siguió durante la gestión como alcalde de Rodolfo Padilla Sunseri.

Durante el desarrollo del debate se han escuchado los relatos de varios testigos propuestos por los fiscales, quienes declararon que les ofrecieron trabajo en la Municipalidad de San Pedro Sula en el área de limpieza de bulevares. Según lo dicho por los atestiguantes, quien les ofreció el empleo fue el señor López Euceda. Dijeron que dieron sus cédulas de identidad y llenaron unos contratos, pero el trabajo ofrecido nunca llegó y cuándo preguntaron qué había pasado les dieron mil lempiras para calmarlos.

También se presentó una auditoría ordenada por el Ministerio Público, la que mostró que primero se suscribieron los contratos y luego se elaboró la partida presupuestaria. Los abogados defensores presentaron ayer por la tarde medios de pruebas para desvirtuar las acusaciones de la Fiscalía.

Las partes darán sus conclusiones hoy y dentro de unos días se conocerá la resolución de los jueces.