20/05/2024
08:24 AM

“No le permitieron llamada telefónica” tras muerte de su abuela: denuncia Ana García

La ex primera dama denunció públicamente que “una vez más se le violentaron los derechos” al expresidente Juan Orlando Hernández.

Tegucigalpa, Honduras.

Ana García, ex primera dama de Hoduras, se pronunció este sábado a través de sus redes sociales respecto a la situación que atraviesan como familia tras la solicitud de extradición y posterior captura de las autoridades hondureñas en contra del expresidente Juan Orlando Hernández.

García de Hernández agradeció a la población que se ha solidarizado “en esta difícil situación”, al tiempo que lamentó que Juan Orlando Hernández no se haya podido despedir de su abuela materna Rosario Castillo Serrano (101), quien falleció en las últimas horas por causas naturales.

“Tampoco tuvo (Juan Orlando) la oportunidad de consolar a su madre en este duro momento porque una vez más se le violaron sus derechos al no permitirle hacer una llamada telefónica para hablar con mi suegra”, denunció Ana García.

Cientos de personas se reunieron la noche del jueves en Tegucigalpa para orar por el expresidente hondureño Juan Orlando Hernández frente a la sede policial donde está detenido a petición de Estados Unidos, donde está acusado de narcotráfico.

“No está solo”, “Viva JOH”, gritaban unas 300 personas en referencia a las iniciales del exgobernante.

“No tenían que hacer lo que hicieron, el escarnio, pero yo les digo hoy que hay un Dios en el cielo”, afirmó Ana García, esposa del exgobernante.

Relacionada: Juez natural pidió al MP informar sobre posibles investigaciones contra Juan Orlando Hernández

La tarde del lunes Estados Unidos pidió a Honduras la extradición de Hernández, acusado de introducir 500 toneladas de cocaína en el mercado estadounidense cuando era presidente del Congreso (2010-2014) y luego como mandatario (2014-2022).

Ante la petición, Hernández fue detenido el martes sin oponer resistencia. Salió de su vivienda e inmediatamente policías le colocaron un chaleco antibalas y lo esposaron de pies y manos con una cadena para trasladarlo a las Fuerzas Especiales.

Juan Orlando Hernández, tras su captura, fue presentado públicamente con esposas en pies y manos.

El miércoles fue llevado a la audiencia ante el juez, que dio un mes a los abogados para que presenten los argumentos de defensa. Luego lo envió de nuevo a la sede de las Fuerzas Especiales.

“Quiero agradecerles por este apoyo y decirles que como familia tenemos la conciencia muy limpia porque sé quiénes somos”, aseveró García. “Lo vi trabajar incansablemente como ninguno, poner el pecho por esta nación para recuperar la paz y la seguridad”, subrayó la esposa de Hernández.

El 7 de febrero, el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, dijo que Hernández fue incluido el 1 de julio de 2021 en el listado de personas señaladas de corrupción o de socavar la democracia en El Salvador, Guatemala y Honduras.

“Estados Unidos está promoviendo la transparencia y la rendición de cuentas en Centroamérica al hacer públicas las restricciones de visa contra el expresidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, debido a actos corruptos”, tuiteó Blinken, al divulgar la información.

Hernández, quien dejó la presidencia de Honduras el 27 de enero, ha sido implicado por fiscales de Nueva York de tener lazos con el narcotráfico. Su hermano, el exdiputado “Tony” Hernández, fue condenado en marzo de 2021 a cadena perpetua en Estados Unidos por ese delito.

Hernández rechaza los cargos al criticar que la decisión se tomó basados en “reportes de medios de comunicación y además de declaraciones de narcotraficantes y asesinos confesos” que fueron extraditados por su gobierno.