26/11/2022
10:34 AM

Más noticias

Se necesitarán nuevas directrices de construcción en isla de Guanaja

En busca de prevenir otra tragedia, autoridades de la isla consideran aplicar nuevas regulaciones, ampliación de calles y demás estrategias de mitigación.

San Pedro Sula, Honduras.

En la medida que avanzan las labores de limpieza y remoción de los escombros producto del incendio ocurrido hace diez días en el cayo Bonnaca de Guanaja queda en evidencia que los desafíos para las familias afectadas apenas comienzan.

Según datos recopilados por la oficina de catastro de la alcaldía de Guanaja, el siniestro dañó unas 270 casas en las que viven más de 2,5oo personas, equivalente al 35% de la población de la cabecera municipal.

“El desafío interno más importante es que el hecho de que la población afectada acepte los cambios topográficos y de implementación de normas de construcción que sean compatibles para tener un mejor desarrollo”, dijo Yovanne Baca, representante de la sociedad civil de Guanaja y coordinador de la Comisión de Comunicaciones, Monitoreo y Alerta.

Las autoridades del municipio prevén que a raíz de la tragedia será necesario hacer ajustes en la regulación del tipo de construcciones, ampliación de calles y otras estrategias de mitigación.

“Hay un gran sector de la población local que está diciendo que quieren construir en el mismo lugar y con los mismas dimensiones; pero las autoridades están evaluando que entre cada casa se dé un distanciamiento de tantos pies. Veremos esta semana cómo se desarrollan las actividades”, agregó Baca.

Entre las muchas necesidades, afectados requieren de utensilios de cocina. Fotos: Cortesía de Yovanne Baca.

LEA: Comerciantes de Guanaja piden ayuda tras incendio

Entretanto, siguen las labores de separación de materiales que pueden reciclarse para enviarlos a tierra firme y de limpieza y remoción de los escombros en las que están participando diferentes instancias a nivel nacional. Además, la población está a la espera de la llegada de maquinaría pesada para comenzar a demoler el área afectada.

La tragedia del 2 de octubre ocurrió en una zona de el Cayo conocida como Fire Point (Punta Caliente) y se caracteriza por su multiculturalidad, con poblaciones isleñas, ladinas, y también por su actividad comercial, puestos de comidas , pulperías, abarroterías y tiendas de ropa.

Grupo Opsa junto con la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC) y la Fundación Mhotivo continúa motivando a la población y a las empresas a unirse a la iniciativa Reconstruyamos Guanaja, en la cual se están recolectando bolsas de cemento, bloques, cableado, láminas, herramientas y materiales de construcción para ayudar en la reconstrucción de viviendas.

Los centros de acopio están en la Fundación Mhotivo en la prolongación del bulevar de la colonia El Periodista, de SPS, y en Diario El Heraldo, en la colonia Loarque, de Tegucigalpa.

Familias, personal de instancias de la Municipalidad y el Gobierno y voluntarios siguen uniendo esfuerzos por remover escombros del incendio.