27/11/2022
04:00 AM

Más noticias

Narco colombiano declara en primera etapa de audiencia contra Fredy Nájera

Alexander Monrroy firmó un acuerdo de colaboración con la justicia de Estados Unidos.

Nueva York, Estados Unidos.

La Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York presentó como testigo durante la primera etapa de la audiencia de fáctico contra el exdiputado hondureño Fredy Nájera, a un narcotraficante de nacionalidad colombiana identificado como Alexander Monrroy, alias Serrucho.

Periodistas locales que se encuentran en las afueras de la Corte informaron que Monrroy es un narcotraficante que colaboró con el capo mexicano César Gastelum Serrano, de quien se pensó iba a ser el testigo principal este día.

Se trata de un narco que ya cumplió su condena y firmó un acuerdo de colaboración con la Fiscalía. Según se conoció, Monrroy se entregó hace un tiempo a la justicia en Belice y luego fue extraditado a Estados Unidos.

Reporteros que cubren la audiencia, citando a lo informado por personal de la Corte, detallaron que el narcotraficante colombiano mencionó que el cartel de Sinaloa ha tenido múltiples bodegas de almacenamiento de cocaína en San Pedro Sula, que en su mayoría era trasladada desde Colombia y Venezuela.

Durante la primera etapa, además del interrogatorio, se presentaron imágenes de armas de grueso calibre que supuestamente manejó el excongresista mientras traficaba drogas. Fredy Nájera, vestido de traje color café, llegó acompañado de un abogado.

Luego de un receso en horas del mediodía, se espera que la audiencia concluya hoy cerca de las 3:00 pm y continúe este miércoles.

Relacionada: ‘Ayudé a varias personas con pistas de aterrizaje clandestinas”: Fredy Nájera

Los delitos por los cuales fue señalado por la Fiscalía son: conspirar para traficar droga, uso y portación de ametralladoras y artefactos destructivos para la importación de cocaína y conspiración para usar y portar ametralladoras y artefactos destructivos durante la conspiración para importar cocaína.

De los tres delitos que le imputó la Fiscalía de Estados Unidos, Fredy Nájera únicamente reconoció uno.

El exdiputado, en caso de ser hallado culpable de los delitos antes expuestos, enfrenta una pena mínima de 10 años de cárcel hasta cadena perpetua.

Nájera, que poseía el acta de congresista desde 2006 y que se entregó a la justicia estadounidense en marzo de 2018, desde al menos 2008 y hasta 2015, abusó de su posición para realizar operaciones de narcotráfico violentas y a gran escala en la misma región que representaba en la Asamblea Legislativa de Colombia.

El legislador fue acusado de ayudar a distribuir más de 30 toneladas de cocaína importadas a Estados Unidos empleando “equipos de seguridad que utilizaron armamento militar, incluidas armas automáticas y lanzagranadas”.

La Fiscalía también aseguró que “Nájera mantuvo relaciones criminales con miembros de la Policía y del Ejército hondureño para obtener información y facilitar el tráfico de estupefacientes”.

La Fiscalía relató que el acusado trabajó en 2009 con los traficantes Mejía Duarte y Leonel Rivera Maradiaga, dirigentes de la organización Cachiros, “con el objetivo de contratar a policías de Honduras para asesinar al general Julián Arístides González, que había comenzado a investigar a Nájera, quien pagó 300,000 dólares por la muerte de González”.

Entre otros delitos, la Fiscalía también conectó a Nájera con el cartel de Sinaloa de México, así como con el hijo del expresidente hondureño Porfirio Lobo (2010-2014), Fabio Lobo, detenido y condenado por narcotráfico también en Estados Unidos.