Tegucigalpa, Honduras.

Apartir de una fuente del Poder Ejecutivo, la titularidad del Servicio de Administración de Rentas (SAR) puede seguir bajo la abogada Miriam Guzmán.

El nuevo director (a) será nombrado por el presidente del república una vez que esté formada la entidad. El nuevo funcionario asumirá con rango ministerial y será la máxima autoridad y representante legal de la institución.

Asimismo, será el responsable de definir y ejecutar las políticas, estrategias, planes y programas administrativos y operativos, conforme la política económica, fiscal y tributaria del Estado.

Además debe lograr las metas y resultados institucionales establecidos por la ley y por la Presidencia.

Entre los requisitos para ser director está no tener parentesco dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad con el presidente de la república, secretarios o subsecretarios de Estado, magistrados del Tribunal Superior de Cuentas, del Ministerio Público, magistrados de la Corte Suprema de Justicia, procurador y subprocurador general de la república. Esta nueva entidad será desconcentrada y adscrita a la Presidencia.

Sistema

La recaudación de impuestos de marzo reflejó un menor rendimiento en comparación con los pasados meses de enero y febrero.

Así lo informó ayer la comisionada presidencial de la administración tributaria, Ángela Madrid, quien explicó que el menor ingreso de tributos se debió a la supresión de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI), cuando fueron despedidos más de 1,500 servidores públicos. También justificó que en la temporada de Semana Santa por lo general baja la recaudación de impuestos; aunque afirmó que la meta mensual de 5,800 millones se alcanzó.

La desaparecida Dirección Ejecutiva de Ingresos está funcionando con apenas 350 empleados recontratados. La meta para abril es de más de 9,100 millones de lempiras, de los que 4,500 millones corresponden al pago del ISR.